Ingresan al ‘Mochomo’, presunto líder de Guerreros Unidos, en el Altiplano por delincuencia organizada

José Ángel Casarrubias Salgado, quien es señalado de haber participado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, estuvo casi dos meses en arraigo domiciliario.

elfinanciero.com.mx

La Fiscalía General de la República (FGR) y la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) pusieron este sábado a disposición de un juez federal a José Ángel Casarrubias Salgado, alías ‘El Mochomo’, por delincuencia organizada.

El presunto líder del Cártel Guerreros Unidos, y a quien se señala de estar involucrado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, estuvo casi dos meses en arraigo domiciliario.

‘El Mochomo’ fue recluido en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 1, ‘El Altiplano’, ubicado en Almoloya de Juárez, en el Estado de México.

Casarrubias se encontraba recluido en la casa de arraigos de la Fiscalía en la Colonia Doctores de la Ciudad de México.

‘El Mochomo’ promovió en julio pasado un juicio de amparo contra el arraigo que se decretó en su contra.

Buscaba que lo dejen en libertad y para ello presentó como prueba la resolución del 1 de julio pasado de María del Socorro Castillo Sánchez, jueza segunda del Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México.

La juzgadora ordenó su libertad inmediata por falta de pruebas para procesarlo penalmente por delincuencia organizada, delito que se encuentra inscrito en la causa 39/2019-VII, relacionada con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

La libertad al ‘Mochomo’, según se advierte de grabaciones filtradas por autoridades federales, se habría logrado mediante un millonario soborno al personal del juzgado. De hecho, el secretario del Juzgado fue suspendido y está sujeto a investigación.

En su amparo, registrados en el expediente 260/2020, Patricia Marcela Diez Cerda, titular del juzgado Quinto de Distrito de Amparo en Materia Penal negó la suspensión provisional por lo que mantuvo su arraigo.

Compartir
error: ¡Atención!