Humilla a alumnos tatuados director educativo en San Juan de Abajo

Alumnos denuncian que el director del CECYTEN, Oscar Gilberto Rentería, humilla públicamente a los alumnos que están tatuados, los compara con delincuentes y ganado marcado.

Alumnos tatuados son comparados con delincuentes o ganado marcado, es la denuncia que hicieron en el Instituto de Colegios de Estudios Científicos y Tecnológicos en el estado de Nayarit, ubicado en la comunidad de San Juan de Abajo.

Acusan a su director, Oscar Gilberto Rentería Alaníz, que en eventos públicos humilla a los alumnos que tienen tatuajes.

En la denuncia que enviaron alumnos a NoticiasPV y NoticiasPvNayarit, alumnos destacan:
El 14 de octubre hubo una polémica en un evento cívico en el Instituto de Colegios de Estudios Científicos y Tecnológicos en el estado de Nayarit, plantel 01 San Juan de Abajo.

A las 18:20 horas, donde se llevó a cabo los honores al símbolo patrio, al finalizar le fue cedido el micrófono al director Oscar Gilberto Rentería Alaníz, como todos los lunes, para dar un buen inicio de semana a los docentes y alumnos, sin embargo, hubo una excepción debido a que hay alumnos con tatuajes en algunas partes de su cuerpo.

El doctor dio su opinión sobre ello, haciendo referencia a ellos como comentarios similares, que dichas personas, es decir, los alumnos son ridículos, como delincuentes o ganado marcado.

Siendo así humillados públicamente a los jóvenes tatuados, “cabe destacar que estamos hablando de un profesionista en un puesto muy alto en la institución, son muchachos problema”.

Se dirigió a sus alumnos sin respeto y discreción en su despojo de profesionalismo vulgar, asimismo tocó un tema de unos animalitos que vagan por la institución “sin afectar a ningún individuo que merodean, los pisan las heces de dichos animales y que para él no habría ningún tipo de problema, asumiendo que él no habría tolerado este tipo de situaciones”.

“Por mí los tiraba a al otro lado de las rejas”, esto es preocupante para nuestra institución educativa, dijo uno de los denunciantes.

Compartir