Hoteleros ‘alojan’ el peor primer trimestre desde 2016; su flujo operativo cae 10%

Empresas como Grupo Posadas, Hoteles City Espress y Grupo Hotelero Santa Fe se vieron afectados por fenómenos como la llegada del sargazo, la inseguridad y la falta de promoción turística.

ElFinanciero.com.mx | Los pronósticos de los empresarios del turismo para el primer trimestre de 2019 se cumplieron, pues de enero a marzo de este año, el flujo operativo (EBITDA) consolidado de las tres principales operadoras hoteleras tuvo una caída del 10.2 por ciento, lo que significó el peor resultado en este rubro en los últimos cuatro años.

Grupo Posadas, Hoteles City Express y Grupo Hotelero Santa Fe tuvieron que hacer frente a fenómenos como el sargazo, la creciente percepción de inseguridad que inhibe el crecimiento de turistas provenientes de Estados Unidos y la falta de un esquema sólido de promoción turística.

“Durante el primer trimestre del año, los hoteleros ya tenemos afectación en el flujo operativo; el agujero ya se abrió, eso no quiere decir que no podamos corregir, pero debemos hacerlo rápido”, apuntó Pablo Azcárraga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET).

Por ahora, el sector ha tenido que lidiar con la eliminación del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), el cual no ha sido sustituido por un ente que realice las mismas tareas de publicidad del país en el extranjero y cuyo reclamo fue desestimado por el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Ante este entorno, la ocupación promedio a nivel nacional también ha caído durante los primeros tres meses del año.

Según datos de la Secretaría de Turismo, al 17 de marzo el 60.4 por ciento de los alojamientos disponibles en el país estaba ocupado, lo que representó un retroceso de dos puntos porcentuales en comparación con el mismo periodo del año anterior.

“En México, la actividad turística se vio afectada negativamente tanto en destinos de playa como urbanos. En los destinos de playa, los temas más relevantes fueron la desaceleración del turismo internacional, junto con una menor percepción de seguridad en ciertos mercados”, detalló Francisco Zinser, vicepresidente ejecutivo de Grupo Santa Fe.

Además, los ingresos totales de las tres hoteleras cayeron 6 por ciento durante el mismo periodo, esto a causa de una menor ocupación generalizada en los sitios con vocación turística.

Grupo Posadas
La operadora hotelera dirigida por José Carlos Azcárraga fue la más afectada por una menor ocupación, debido a la caída del arribo de turistas extranjeros a sus 180 propiedades.

En el primer trimestre del año, Grupo Posadas sufrió una baja en sus ingresos totales del 12.6 por ciento, cuyo retroceso que estuvo motivado por una menor ocupación promedio en 4 puntos porcentuales.

Los resultados de enero a marzo propiciaron la disminución del 13 por ciento de su flujo operativo, que se ubicó en 344 millones de pesos, esto motivado por la percepción de inseguridad en algunas zonas del país.

“La percepción de violencia nacional e internacional, así como las alertas emitidas por otros países sobre estados de la República Mexicana, pueden afectar adversamente la decisión de viajeros de viajar a ciertas plazas en México o de mantener sus planes de hospedaje en nuestros hoteles”, aseguró la empresa, que para compensar este entorno adverso bajó en 2.5 por ciento sus tarifas promedio.

Hoteles City Express
El conglomerado hotelero encabezado por Luis Barrios inició el año con un entorno difícil por la percepción de inseguridad en el país, pues en el primer trimestre del año reportaron una caída de 5 puntos porcentuales en la ocupación.

“Por un lado, en enero y primeros 15 días de febrero nuestro portafolio se vio negativamente impactado de eventos, como la escasez de combustibles, el diferimiento en la movilidad de funcionarios gubernamentales”, comentó Barrios.

Aun cuando al final del trimestre Hoteles City Express vio recuperación en sus finanzas, esto no impidió un decremento del 8.8 por ciento en su flujo operativo. Sin embargo, fue la única empresa que registró un aumento en su tarifa promedio.

Grupo Hotelero Santa Fe
El desempeño de la empresa hotelera se vio afectado por una reducción en la ocupación promedio de 3.8 puntos porcentuales durante el primer trimestre de 2019, en comparación con igual periodo del año anterior.

Para paliar los efectos de una menor afluencia de turistas a las propiedades del grupo, la empresa debió reducir en 7 por ciento sus tarifas promedio.

Durante los últimos cuatro años, la firma tuvo que reducir las tarifas por noche a sus huéspedes, que pasaron de mil 393 pesos en el primer trimestre de 2016, a 981 pesos por noche en los primeros tres meses de 2019, lo que representa una caída del 30 por ciento.

En cuanto al flujo operativo, éste tuvo un decremento de 6.3 por ciento en el periodo enero-marzo anual.

“En los destinos urbanos, una desaceleración en la actividad económica afectó las reservaciones hechas en varios segmentos, incluyendo grupos y convenciones, cuentas corporativas y cuentas gubernamentales debido a las medidas de austeridad”, explicó Zinser.

Compartir
error: Content is protected !!