Gobernador de Tamaulipas denuncia “excesos y violaciones a derechos” en lucha antinarco durante reunión con Jucopo

proceso.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En el combate al crimen organizado “una de cada cuatro bajas de las Fuerzas Armadas ha ocurrido en Tamaulipas y, efectivamente, en la estrategia para atacar la inseguridad han ocurrido excesos”, pero además se debe oír a las víctimas de violaciones a sus derechos humanos, acusó el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca durante un encuentro con legisladores federales para hablar sobre esa problemática.

Al participar en una reunión privada con miembros de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados, como parte del primer encuentro con autoridades locales para analizar la urgencia o no de una Ley de Seguridad Interior, el gobernador de Tamaulipas, de extracción panista, aclaró que la situación de “violencia puede ser similar pero nunca igual en todas las regiones”.

“Tamaulipas exige que se recupere la libertad sin molestia de la delincuencia. Hay excesos en la actual estrategia, se debe oír a la víctimas de violaciones de derechos humanos y repararse (el daño)”, denunció ante los coordinadores de las fracciones parlamentarias.

También consideró la necesidad de “implementar una nueva estrategia integral e integradora que responsabilice a los tres órdenes de gobierno”.

García Cabeza de Vaca dijo que mientras los militares no puedan regresar a sus cuarteles, “apoyaremos las iniciativas que den certidumbre a las Fuerzas Armadas cuando sea necesario”. Pidió así revisar las leyes de Mando Mixto Policial y de Seguridad Interior “para resolver cómo garantizar la seguridad pública”.

El Ejército y la Marina, añadió, requieren de un “marco jurídico progresivo e integral. Debemos formar civiles, dar capacitación, protocolos de actuación, mecanismos de responsabilidad, se debe devolver la seguridad de los ciudadanos a las fuerzas civiles del estado”.

En el encuentro a puerta cerrada, el panista y gobernador de uno de los estados con mayor violencia a causa del crimen organizado, también sostuvo que –según la versión a la que tuvo acceso Apro— se debe contar con una carrera policial, tener condiciones presupuestales y laborales óptimas para los policías, y capacitarlos en el respeto a los derechos humanos.

El gobernador tamaulipeco sostuvo: “El indicador del nuevo modelo policial debe medirse con la confianza ciudadana. El modelo actual, ha fracasado”.

“En Lázaro Cárdenas, sólo 15 policías”

Otro de los mandatarios que participó en el encuentro fue el de Michoacán, el perredista Silvano Aureoles Conejo, quien igualmente se pronunció por una Ley de Seguridad Interior, aunque aclaró que las Fuerzas Armadas “no pueden retirarse” de la entidad donde él gobierna.

“El Ejército no quiere estar en las calles ni hacerse cargo de la seguridad pública. Nosotros (estados y municipios), debemos hacernos cargo de la seguridad pública”, aceptó el michoacano, pero por el momento, agregó, “hoy mismo las Fuerzas Armadas no pueden retirarse de las calles, se ahondaría la crisis. Por ejemplo, en Morelia había 76 policías; en Uruapan, 36, y en Lázaro Cárdenas sólo 15”.

Luego dijo que en Michoacán se han propuesto un plan para incluir a cuatro mil policías nuevos, “entrenados y bien remunerados”.

Antes, Aureoles detalló a los legisladores que las autoridades de seguridad pública fueron rebasadas por el crimen organizado, y sólo “el Ejército y la Marina restablecieron el orden en diferentes zonas del estado”. Y en medio de todo esto, justificó, es que surgieron las “guardias”, civiles armados.

En la Ley de Seguridad, dijo el gobernador de Michoacán, se debe establecer a detalle que las Fuerzas Armadas no realicen funciones de seguridad pública, y en paralelo “el Congreso debe definir de manera urgente el modelo policial de proximidad”. El concepto de mando mixto no es malo, acotó.

Ordaz “urge” aprobar Ley de Seguridad Interior

El tercer gobernador que participó en el encuentro privado fue el de Sinaloa, el priista Quirino Ordaz Coppel, quien dijo que “hay fragilidad en los municipios y deterioro de su fuerzas de seguridad”.

El gobernador sinaloense se pronunció por “regular la coordinación con las Fuerzas Armadas sin dejar de atender las responsabilidades de los estados”.

También dijo que comparte la propuesta de Ley de Seguridad Interior hecha por el coordinador del PRI en noviembre pasado, César Camacho Quiroz, y consideró que “urge” que sea aprobada.

El encuentro entre gobernadores e integrantes de la Jucopo inició a las cinco de la tarde; la Junta espera tener otro encuentro con presidentes municipales, acto del que aún no se han definido quiénes estarían ni la fecha en que acudirán a la Cámara de Diputados.

El encuentro con gobernadores y alcaldes fue sugerido durante el pasado 1 de marzo, cuando Miguel Ángel Osorio Chong, al acudir a una reunión de trabajo en privado con la Jucopo, expuso la urgencia de aprobar la Ley de Seguridad Interior, y también para que los implicados en el tema contaran con mayores datos de cuál es el nivel de violencia e inseguridad provocado por la presencia del crimen organizado.

Al final, los tres gobernadores se pronunciaron por una Ley de Seguridad Interior, pero sólo el del PAN, Francisco García Cabeza de Vaca, hizo acotaciones sobre los “excesos” y “violaciones a derechos humanos” en que pudieron incurrir integrantes del Ejército.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!