Gobernación, tajante con gobernadores: semáforo de reapertura será federal

Mandatarios locales piden que se explique el plan de reactivación económica en el país.

elfinanciero.com.mx

De cara al regreso a la nueva normalidad, después del confinamiento por la epidemia, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador quiere llevar el control de un semáforo general que le indique a las entidades federativas cuándo y cómo regresar a sus actividades, contrario a lo que han manifestado gobernadores.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, fue la encargada de responder a las intenciones de diversos mandatarios, quienes, desde la semana pasada, han planteado una estrategia propia, acorde con la ley y obedeciendo lo que dictaminen los consejos de salubridad en cada entidad, pero en una clara desobediencia al plan trazado desde Palacio Nacional.

“No podemos tener consideraciones de semáforos locales porque entonces sería una descoordinación total en nuestro país”, dijo ayer la secretaria de Gobernación durante una videoconferencia, al término de la reunión que sostuvo con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), en la que también participaron el secretario de Salud Federal, Jorge Alcocer, así como el subsecretario Hugo López-Gatell.

Dichas afirmaciones van en contra de la postura que emitieron distintos mandatarios en comunicados y en redes sociales, que dejan ver que no existe coordinación alguna entre las entidades y el Ejecutivo, ni una fecha para la reapertura.

Por ejemplo, en su calidad de coordinador de la Comisión de Salud de la Conago, el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila, pidió a los funcionarios del sector salud que se les explique el plan de reactivación económica, pero dijo que la reactivación del lunes 1 de junio sería de forma escalonada y acorde al semáforo que presentaría la Federación. Lo mismo Martín Orozco, quien aseguró que Aguascalientes ya está listo para la reapertura.

En sentido contrario se expresó Cuauhtémoc Blanco, de Morelos, quien detalló que en su entidad aún se encuentra en foco rojo.

Lo mismo el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, quien indicó a la prensa local que “para el 1 de junio sólo está aprobada la reactivación de las actividades primarias y la construcción, cumpliendo con los protocolos de la nueva normalidad. Es indispensable seguir con las medidas de aislamiento e informarse en fuentes oficiales”.

El presidente de la Conago, Carlos Mendoza Davis, gobernador de Baja California Sur, no precisó una fecha ni aclaró quién llevará la batuta.

Las contradicciones se suman a la postura de los siete gobernadores que apenas el viernes consolidaron la reunión interestatal por COVID-19, en la que manifestaron no seguirían el semáforo nacional para la reactivación económica, así como el decreto de Miguel Barbosa en Puebla, con el que busca impedir el reinicio de actividades de la industria automotriz a partir del 1 de junio.

Sin embargo, aunque la secretaria advirtió que sólo debe de haber un semáforo, existen gobernadores que ya están que “se les cuecen las habas” por reactivar sus economías.

“En este sentido, la respuesta es tajante, el semáforo es federal”, advirtió la secretaria Olga Sánchez.

Compartir
error: ¡Atención!