Francisco Javier García Cabeza de Vaca: el gobernador al que un reporte de EEUU relaciona con el “Chapo” Guzmán

El político panista ha negado en varias ocasiones las acusaciones y señalamientos

infobae.com

Desde antes de convertirse en gobernador de Tamaulipas, los señalamientos en contra de Francisco García Cabeza de Vaca, por sus presuntos nexos con el crimen organizado no han dejado de surgir.

El más reciente de ellos, es la existencia de un memorándum dado a conocer por el periodista Óscar Balderas, en el que se detalla una supuesta reunión entre García Cabeza de Vaca, y Joaquín el “Chapo” Guzmán, uno de los líderes del Cártel de Sinaloa, quien actualmente cumple una pena de cadena perpetua en una cárcel de máxima seguridad en los Estados Unidos.

Dicho documento, redactado el 17 de junio de 2015 en las oficinas del diplomático Tobin Bradley —entonces cónsul general para EEUU en Matamoros, Tamaulipas —, desvela el encuentro entre el capo mexicano y el mandatario estatal ocurrido en febrero de 2012 en la zona turística de los Cabos San Lucas (Baja California), al noroeste de México y en el que también habría estado el ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna en el gobierno de Felipe Calderón. Hasta el momento, Francisco Javier García Cabeza de Vaca no ha desmentido la información.

Pero las acusaciones de sus nexos con el narcotráfico surgieron desde su campaña al gobierno de Tamaulipas. En febrero de 2016, un presunto operador del Cártel del Golfo identificado como Héctor Crescencio de León Fonseca, “El R3”, aseguró que García Cabeza de Vaca recibía pagos de ese grupo criminal.

Los señalamientos en contra del gobernador tamaulipeco son numerosos (Foto: especial)Los señalamientos en contra del gobernador tamaulipeco son numerosos (Foto: especial)

El pasado mes de agosto, el portal Animal Político reveló que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la Fiscalía General de la República (FGR) investiga al gobernador tamaulipeco por presuntas operaciones con recursos ilícitos provenientes del narco.

Luego de 10 meses de seguimiento, y en colaboración con instituciones de inteligencia federales y del gobierno estadounidense, la FGR obtuvo escuchas telefónicas proporcionadas por la DEA (Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos), que indican que García Cabeza de Vaca podría haberse beneficiado de presuntas ganancias del crimen organizado.

Además, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) también aportó pruebas contra el mandatario estatal, quien también fue alcalde, diputado federal y local, y senador; por presunto enriquecimiento ilícito, desvío de recursos públicos y defraudación fiscal.

La investigación, que incluye al círculo más cercano del gobernador panista, inició a raíz de indicios de que construyó un patrimonio inmobiliario, sobre todo en Estados Unidos.

De acuerdo con la declaración patrimonial que García Cabeza de Vaca reportó cuando entró al gobierno estatal en 2016, él y su esposa poseen 12 propiedades, entre casas, departamentos y terrenos, localizados en la Ciudad de México, en Reynosa, Tamaulipas, y en McAllen, Texas.

A estos señalamientos se suman los realizados por el ahora aspirante a dirigir Morena, Alejandro Rojas Díaz-Durán, quien acusó a Cabeza de Vaca y a algunos de sus colaboradores, de tener nexos con el Cártel del Golfo y con Los Zetas.

Las narcomantas en donde acusan al gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, de recibir dinero del Cártel del Golfo (Foto: Twitter @LPueblo2)Las narcomantas en donde acusan al gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, de recibir dinero del Cártel del Golfo (Foto: Twitter @LPueblo2)

En su denuncia, Rojas Díaz-Durán incluyó imágenes de narcomantas difundidas en 2019 en las que se acusó al gobernador de recibir 15 millones de pesos para su campaña electoral, de manos del Cártel del Golfo. También le recriminaban no cumplir un presunto acuerdo para “permitirles operar” en el estado.

Alejandro Rojas Díaz-Durán también destacó en su denuncia, que el valor de todas las propiedades de Cabeza de Vaca suman 104 millones de pesos, mientras que el sueldo que pudo haber obtenido por sus cargos como funcionario público, entre 2000 y 2016, habría sido de 13.2 millones de pesos en total.

El periodista Salvador García Soto señaló en agosto pasado en su columna de El Universal, que en torno a la familia del actual gobernador de Tamaulipas, opera “una red de testaferros o prestanombres a través de la cual adquieren y administran, una compleja red de empresas, en las que aprovechándose de su calidad de servidores públicos, se beneficiaron, para comprar terrenos, principalmente en Altamira, Tamaulipas; ganar licitaciones y obtener donativos. También, adquirieron vehículos de lujo cuyo beneficiario final, fue en un caso el Comisionado de Energía de Tamaulipas y con quien realizaron transacciones interbancarias internacionales, todo esto, sin un motivo lícito aparente”.

Al gobernador también se le han detectado movimientos extraños en sus cuentas bancarias. En 2019 recibió un depósito por 33.4 millones de pesos por parte de T Seis Doce S.A de C.V, una empresa que tiene como accionista y representante legal a Juan Francisco Tamez Arellano, quien a su vez es beneficiario de Baltazar Higinio Reséndez Cantú, un contratista del gobierno de Tamaulipas.

Foto: especialFoto: especial

García Soto señaló que, de acuerdo con sus fuentes, el hermano del gobernador, José Manuel García Cabeza de Vaca, también es investigado. Las autoridades tendrían documentado que de 2012 a 2017, recibió 13.7 millones de pesos de parte de diversas empresas que se encuentran listadas por el SAT como “simuladores” y otras con características de ser empresas fachada.

Pero las indagatorias contra el gobernador García Cabeza de Vaca y su familia también se desarrollan en Estados Unidos. La DEA, el FBI y el Departamento del Tesoro investigan presunto lavado de dinero, fraude bancario, electrónico y fiscal, así como supuestos nexos con el Cártel del Golfo.

Además, las autoridades tienen localizadas al menos 20 propiedades en Estados Unidos, por un total de $10 mdd, en los condados de Hidalgo y McAllen, Texas, así como ocho empresas (activas e inactivas) ubicadas en El Paso y Galveston (Texas), Beverly Hills, Los Ángeles, California y Seattle.

Por si esto fuera poco, Francisco Javier García Cabeza de Vaca también ha sido señalado por el ex director de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, como parte del grupo de senadores de oposición (PAN) que habría recibido millonarios sobornos por la aprobación de la Reforma Energética de Enrique Peña Nieto.

A pesar de los señalamientos, García Cabeza de Vaca continúa gobernando Tamaulipas, entidad que es constante escenario de masacres, tiroteos y bloqueos por parte de los cárteles del narcotráfico.

Compartir
error: ¡Atención!