Familiares de los 43 piden a AMLO esclarecer ‘verdad histórica’

Durante la marcha de protesta los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos exigieron que se finquen responsabilidades.

forbes.com.mx

Después de seis años de contar hasta el 43, familiares de los normalistas de Ayotzinapa se reunieron la tarde de ayer en el Zócalo para exigirle a la actual administración de Andrés Manuel López Obrador que informe sobre el paradero de los estudiantes, una acción que demostraría que este gobierno está llevando a cabo una “Cuarta Transformación”.

Durante la marcha de protesta que inició alrededor de la 16 horas de ayer en el Ángel de la Independencia, las familias exigieron que se finquen responsabilidades con el cuerpo policial municipal, el Ejército Mexicano, el expresidente Enrique Peña Nieto y su gabinete, quienes presuntamente participaron en la desaparición y el asesinato de los estudiantes.

Estas denuncias están respaldadas por pruebas, afirmaron los familiares que encabezaron la manifestación.

“Nosotros venimos de Ayotzinapa y no estamos acostumbrados a estar en la Ciudad de México, pero eso no nos detiene y representa nuestras exigencias al gobierno de López Obrador que prometió hacer justicia”, afirmó el presidente de Orientación Política e Ideológica del Pueblo de Ayotzinapa y estudiante de 21 años proveniente de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos.

Los familiares afirmaron que expertos internacionales e investigadores del caso han informado que la policía municipal y el Ejército Mexicano participaron en los ataques del día 26 y la madrugada del 27 de septiembre del 2014.

“El número 43 representa un símbolo para Ayotzinapa, México y la comunidad internacional que también busca una respuesta del Estado sobre la desaparición forzada de los normalistas”, señaló el estudiante.

En el mitin de madres y padres que se reunieron afuera de Palacio Nacional, denunciaron la criminalización y revictimización durante su proceso legal, además de pedir que se agilicen las investigaciones con menos papeleo.

“Los 43 desaparecidos eran campesinos, carpinteros, cuidaban animales y a la tierra, fueron estudiantes, docentes, no eran vándalos”, denunció Hilda Hernández, madre de César Manuel González Hernández, normalista desaparecido.

Los familiares afirmaron que el Estado les ofreció dinero como negociación durante el proceso legal, “nuestros hijos querían terminar la carrera, tener una familia y no existe una indemnización económica que repare la pérdida de un ser humano”.

Las madres y padres de los normalistas desconocieron la verdad histórica y recordaron cuando el presidente López Obrador declaró que durante su sexenio se acabó la verdad histórica, “¿entonces cuál es la verdad histórica?”, se preguntaron.

Compartir
error: ¡Atención!