Falta profesionalizar la atención a los casos de abuso sexual clerical

www.jornada.com.mx

Sacerdotes e integrantes de la Iglesia católica que atienden los casos de abuso sexual contra menores cometidos por el clero requieren una preparación multidisciplinar, pues sólo con sus conocimientos pastorales no es suficiente, señaló el director del Centro de Investigación y Formación Interdisciplinar para la Protección del Menor (Ceprome), Daniel Portillo.

Indicó que de las comisiones diocesanas que se han creado para prevenir y atender los casos de pederastia clerical, a partir del llamado de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) en marzo pasado, algunos de sus integrantes han acudido a capacitarse en el Ceprome. No obstante, reconoció que no están obligados a hacerlo.

Detalló que es importante que quienes atiendan estos casos conozcan las leyes civiles, penales y canónicas y sepan cómo relacionarse con las víctimas con la finalidad de poder generar también una sana intervención.

El Ceprome, que forma parte de la Universidad Pontifica de México (UPM), está afiliado al Centro de Protección Infantil de la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma y es el único en América Latina que certifica a las conferencias episcopales de la región en cuanto a la prevención, atención e intervención de los abusos cometidos contra menores.

En este sentido, Portillo informó que en noviembre próximo el centro a su cargo llevará a cabo el Congreso Latinoamericano sobre la Prevención del Abuso de Menores en la UPM, en el que participarán María Cristina Perceval, directora regional del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) para América Latina, y el arzobispo Charles Scicluna, el máximo experto en el Vaticano en la lucha contra la pederastia clerical y quien investigó los abusos del fundador de los Legionarios de Cristo Marcial Maciel.

En entrevista, Portillo, quien también forma parte del Equipo Nacional para la Protección de Menores de la CEM, refirió que el trabajo que realiza la Iglesia católica ante los abuso sexuales es serio. En marzo pasado, el organismo episcopal informó que tenía registrados 101 casos desde 2010.

Señaló que una de las razones por las que se dieron los abusos en la Iglesia fue porque se dejaron de revisar los perfiles de quienes ingresaban a los seminarios.

Compartir
error: Content is protected !!