Exhiben presunta falta de capacitación de policías para atender violencia contra mujeres

Por Mauricio Lira Camacho
NOTICIASPV

Exhiben una presunta falta de capacitación de la mayoría de policías para atender casos de violencia en contra de las mujeres.

Varios ciudadanos que fueron testigos de un hecho violento de un hombre en contra de una mujer afuera de un hotel, en el centro de Puerto Vallarta, cuestionan ante este medio de comunicación, el grado en la falta de capacitación de los policías municipales, para atender este tipo de violencia.

Cuando se presentan hechos violentos contra mujeres u hombres, en la mayoría de las ocasiones, los policías no saben que hacer, destacan, como uno de los hechos suscitados recientemente, en donde era evidente la violencia de un hombre en contra de una mujer afuera de un hotel.

Según la denuncia que, por escrito, testigos del hecho, enviaron a este medio de comunicación, destaca, “hola buen día, en un hotel del centro de Puerto Vallarta, se registró a un hombre violento que golpeó a una mujer”.

“De inmediato hablamos al número de emergencia 911 para pedir ayuda a la mujer agredida”.

“Pero al llegar la policía la ayuda fue totalmente nulo el apoyo de las autoridades, pues la mujer lo que quería era irse del hotel y no ver más al hombre”.

“Y él, sin embargo, la amenaza con demandarla por cosas absurdas, sin embargo, testigos de los hechos dicen que el señor la golpeaba constantemente”.

“Mi denuncia es que los policías no apoyaron a la mujer, dieron demasiada complacencia al hombre violento y nunca hicieron nada, fue muy fácil en este caso que ven a un hombre que golpea a una mujer en la calle y lo dejan seguir, no hubo procedimientos básicos, qué clase de capacitación reciben los policías”, cuestionan finalmente los testigos.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!