Excremento de palomas, daña estructura en plaza de armas y arcos del malecón

Por Mauricio Lira Camacho
NOTICIASPV

El problema es añejo, hace años hubo una intensa campaña de limpieza en el centro, debido a lo peligroso que resulta el excremento de las palomas.

Pero a la fecha, nada se ha hecho.

Parece broma, pero es algo serio, el excremento de las palomas daña estructuras, incluso los arcos del malecón en el municipio costero de Puerto Vallarta.

Además, es sabido el daño a la salud de los seres humanos.

El tema ha sido ampliamente abordado por este medio, desde hace varios años, cuando en la administración municipal de Ignacio Guzmán, se realizó una extensa y vasta campaña, con el objetivo de limpiar balcones de los regidores y aires acondicionados, pues el excremento de estas aves, dañaba los ductos y era un peligro.

En consultas realizadas por este medio, se informa que se puede considerar “agresiva” la acción mecánica provocada por las uñas y el pico de las palomas sobre los materiales constructivos, como los aplanados y las piedras.

Pero es mayor el daño causado por el excremento depositado sobre estos materiales pues, además de ensuciar las fachadas, anulan.

Esto referente a la parte alta del kiosco municipal en la plaza de armas y de los arcos del malecón.

Ello, porque las palomas tienen un impacto directo, que también daña la salud de los seres humanos.

Causan daños en la salud del hombre así como otros físicos y estéticos a los patrimonios de cada ciudad, en especial al edificado.

Sus hábitos alimenticios basados en granos y frutos, su condición de vivir en sociedad y adaptarse a las condiciones urbanas, con un índice de reproducción alto, las convierte en un factor determinante en el deterioro del patrimonio, principalmente en las fachadas de edificios.

El excremento de las palomas al mezclarse con la lluvia, el aire y diversos contaminantes ambientales, comienza a deteriorar los materiales de construcción, dado que favorecen el crecimiento de microflora que producirá ácidos y otros metabólicos que deteriorarán los materiales.

Como consecuencia de esta actividad metabólica, empieza a haber efectos indeseables desde el punto de vista estético, como el que los aplanados se desprendan y los materiales pétreos se carcoman ocasionando una desintegración progresiva de los materiales, que con el tiempo afecta la integridad de la construcción.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!