Estudiante de la secundaria 132 murió ahogado en Playa Grande

Junto con varios amigos se fueron al río, pero se perdió en el agua y rato después lo echaron de menos *Comenzaron a buscarlo y no lo hallaban, más tarde avisaron a las autoridades y fue encontrado ahogado *Vivía en Lomas del Coapinole

Lamentable tragedia sucedió la tarde de este lunes en el río Pitillal, a la altura de la agencia municipal Playa Grande, en donde un jovencito de apenas 15 años de edad, murió ahogado cuando se está divertida junto con sus compañeros de la escuela secundaria 132.

El muchacho, aparentemente, se había ido sin permiso de sus padres y andaba nadando con sus amigos cuando simplemente se sumergió y ya no salió, las causas se desconocen, el caso es que se les perdió de vista todos sin que nadie se diera cuenta de lo sucedido.

Dos horas más tarde, las autoridades y los cuerpos de auxilio fueron activados por lo que al llegar al lugar de los hechos, comenzaron con la búsqueda logrando rescatarlo a los pocos, minutos detectando que el mismo ya había muerto ahogado.

El mismo está identificado como Oliver Oswaldo Octaviano Ascencio, de 15 años de edad, quien era vecino de la calle Barranquilla en la colonia Lomas del Coapinole, esto en la parte alta de la delegación de El Pitillal, mismo que era estudiante de tercer año de la escuela secundaria 132.

De acuerdo informado al respecto, fue a eso de la 13:40 horas de este lunes, cuando elementos de la Policía Municipal y del cuerpo de bomberos, fueron alertados acerca de un menor de edad que no aparecía, el mismo se ha perdido en las aguas del río Pitillal, por lo que al lugar acudieron rápidamente los elementos de Seguridad Pública para verificar si el reporte era cierto o falso, debido a que el río llevaba poca agua.

Elementos del cuerpos de bomberos y de Protección Civil, se activaron rápidamente, dándose cuenta que en la parte alta a la altura de la bomba de Seapal de Playa Grande, habían hechos dos represas para que la gente se bañara en ese sitio, por lo que lugar llegaron rápidamente las unidades de rescate dándose cuenta de que efectivamente estaban unos jóvenes buscando a un estudiante de la escuela secundaria 132, informando que tenían rato que no lo veían, por lo que tenían que algo malo le hubiera sucedido.

Elementos de la unidad B-58 del área de guardavidas bajo el mando del comandante Mario Ramírez, comenzaron a peinar la zona del río, mientras tanto el personal de Protección Civil Municipal y del Estado, comenzaron a entrevistarse con los amigos del joven desaparecido.


Con la finalidad de sacar la información respecto a dónde lo habían visto por última vez, cómo andaba vestido y desde a qué horas no lo habían visto.

Al respecto comentaron que son estudiantes de la escuela secundaria 132, que habían llegado a la zona del río Pitillal en donde se metieron a bañar, sin embargo, que ya no vieron a Oliver, por lo que comenzaron a buscarlo pensando al principio que él mismo se había ido a la tienda ya que sus pertenencias aún se encontraban en el lugar.

Dejaron que pasara un rato y al ver que no llegaba, entonces fueron a buscarlo a la tienda de abarrotes, sin embargo, tampoco se encontraba allá, por lo que ya se empezaron a preocuparse más y es cuando comenzaron a buscarlo en el área del río sospechando que el mismo se pudo haber ahogado.

Comenzaron a tratar de quitar las piedras para que la represa bajara su nivel de agua, sin embargo, veían que no estaban avanzando y de este modo comenzaron a llamar la atención de las demás personas que estaban en el río en esos momentos, quienes al preguntar lo que sucedía, les informaban que no encontraban a su compañero e inmediatamente llamaron a los números de emergencia.

Al llegar los cuerpos de emergencia, comenzaron a buscarlo en la zona del río, principalmente en el punto en donde habían dicho que lo habían visto por última vez, para ello otro joven se metió para guiar a los elementos del cuerpo de bomberos y es que el lugar aparentemente no estaba hondo, sin embargo, algo sucedió que la persona simplemente se sumergió y ya no salió.

Apenas iban a comenzar con el barrido de búsqueda, cuando el muchacho gritó acá está y es que alcanzó a pisar el cuerpo de uno de sus brazos y es por eso que se sumergieron, lo sacaron a flote y efectivamente se trataba del joven Oliver.

Rápidamente lo sacaron hacia la orilla del río en donde el ser revisado por los paramédicos, se dieron cuenta de que el mismo ya había fallecido por lo que el lugar inmediatamente fue acordonado por las autoridades en tanto que el cuerpo era cubierto con una sábana blanca, informando de lo sucedido al agente del Ministerio Público, quien les daba las indicaciones correspondientes al personal de la Policía Municipal de la patrulla PV-332, que en este caso fueron el primer respondiente en el lugar.

Más tarde arribó personal de la Policía Investigadora, así como personal de los Servicios Periciales´, mismos que se encargaron de continuar con las investigaciones, dando inicio a una Carpeta de Investigación, ordenando el levantamiento del cuerpo sin vida para su traslado a las instalaciones del SEMEFO, en donde le sería practicada la necropsia de ley y mediante ésta, determinar la causa real de muerte.

Mientras eso sucedía, afuera de la línea amarilla se encontraban los familiares del ahora occiso, informando que el menor se supone había ido a la escuela pero que no había pedido permiso para ir al río, que desconocían él porque se había ido debido a que nunca se salía sin permiso.

Al ser enterados de lo sucedido le sorprendieron bastante, por lo que al llegar al lugar confirmaron que el mismo había muerto grado por lo que se encargaron de realizar la penosa identificación para enseguida solicitar les fuera devuelto el cuerpo sin vida.

Compartir

Reportero. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!