Estancadas, siete de las principales áreas económicas

www.jornada.com.mx

Entre enero y junio de 2019, siete de los principales sectores de la economía se encuentraban en contracción, entre los que destaca el constructor, el de la minería, el comercio mayorista y los medios masivos de comunicación, reveló un estudio realizado por BBVA Research.

Para el siguiente año es probable que tres de ellos se mantengan con decrecimiento: construcción, minería y medios masivos de comunicación.

Samuel Vázquez Herrera, economista principal de BBVA México, indicó que dicha tendencia se debe a que a escala nacional hay pequeños índices de crecimiento y menor demanda de los agentes económicos.

La economía está creciendo en 0.2 por ciento y por eso se desacelera o contraen algunos de los sectores, dijo en conferencia de prensa.

En la primera mitad del año, según el estudio Situación regional sectorial, el rubro de esparcimiento –referido a la industria del entretenimiento– ha caído uno por ciento, el de comercio mayorista 1.8 por ciento, el de medios masivos 2.5 por ciento y el sector gubernamental cae a una tasa semestral de 3.5 por ciento.

Los que más decrecen, precisó, son el sector de la construcción, con una caída semestral de 3.8 por ciento, el de corporativos, 4 por ciento, y el de minería, 7.7 por ciento.

Nuestra expectativa para 2020, con un crecimiento del PIB esperado de 1.3 por ciento, es que la mayoría de los sectores se recuperen y sólo tres no crezcan, que son la construcción, información en medios masivos y minería, el resto esperamos que incluso mejoren sus tasas entre 2019 y 2020, expuso.

Servicios financieros impulsan al crecimiento

Gerónimo Ugarte Bedwell, economista senior de BBVA México, precisó que entre los sectores de la economía que más crecen está el financiero.

Apuntó que el crecimiento de la banca en el país impulsa al sector de los servicios financieros, que incluye los seguros.

Este año BBVA estima que los servicios financieros crecerán 3.4 por ciento y en 2020 el aumento será de 5.7 por ciento.

El sector creció 6.3 por ciento en 2018 y se espera una desaceleración en 2019, durante 2020 se podría alcanzar 5.7 por ciento. La recuperación de los componentes del PIB, particularmente del consumo y la inversión, son clave para un buen desempeño sectorial, mencionó el economista de BBVA.

Vázquez Herrera precisó que en caso de que la administración pública y la iniciativa privada presenten antes de fin año el plan nacional de infraestructura, los efectos que pueda tener sobre el PIB y, por tanto, el crecimiento económico, no serán visibles de inmediato, aunque es algo que sí puede dar resultados a mediano plazo.

Plan de infraestructura con efectos a mediano plazo

Me parece que no va a tener reflejos en el PIB de la construcción de forma inmediata, porque la obra civil representa poco menos de 30 por ciento del sector construcción. La creación de infraestructura mejora el PIB potencial, a mediano y largo plazo, y tienen un efecto muy positivo en las economías en general, dijo el economista.

Añadió que actualmente no hay presupuesto que alcance para todas las necesidades del país en materia de infraestructura, por lo que la participación del sector privado es relevante cuando vemos que las finanzas públicas están muy apretadas y que el presupuesto viene con un superávit que nos apura a una responsabilidad fiscal

Compartir