Esperan conocer nivel de contaminación de la Laguna de San Pancho

Por Paty Aguilar
NoticiasPVNayarit/ Facebook

Hace dos años, habitantes de la comunidad de San Pancho, emprendieron su lucha para quitar de la Laguna un bordo que se construyó de manera ilegal, como posteriormente se comprobó por la PROFEPA, pero también por sanear la laguna a donde la planta de tratamiento, que ya está rebasada, deposita ahí las aguas negras mal tratadas, lo que desde hace años la tiene contaminada, motivo por el cual, se dieron a la tarea de exigir a la autoridad estatal en la materia, como lo es el CEA, Comisión Estatal del Agua de Nayarit y al OROMAPAS de Bahía de Banderas, ambos organismos presididos por el gobernador, Roberto Sandoval Castañeda y el presidente municipal, José Gómez Pérez, para que se aplicaran en conectar la nueva planta de tratamiento que se construyó hace 5 años la cual sustituiría la antigua, pero hasta la fecha, a pesar de que ya se construyó el drenaje para tal fin sobre la calle principal de este poblado, la planta no ha sido conectada y la antigua sigue contaminado el cuerpo de agua.

Este cuerpo de agua supera los límites permisibles de enterococos, nitratos y fosfatos, lo cual está regulado por tres normas oficiales mexicanas, la 01, la 02 y la 03 de descargas de aguas residuales que indican hasta donde se puede cumplir con cierta sanidad para recibir aguas tratadas en los cuerpos de agua federales y por como se ve la laguna, la planta no está cumpliendo con la norma, está contaminando y cuando la laguna se abre, contamina el mar, y hay gente que se mete a la laguna, porque no sabe lo que está ocurriendo, entonces, se trata también de un problema de salud pública, porque atenta contra la salud de los visitantes, de los locales porque debido hay tal cantidad de nutrientes en la laguna, lo que genera gran cantidad de mosquitos y otro tipo de fauna, lo que altera el medio ambiente, explicó, Erik Saracho.

Así que hay muchas justificaciones, dijo, para ahora si demandar a la autoridad para que conecten la planta de tratamiento nueva que desde hace cinco años está parado donde se invirtieron varios millones de pesos.

Para este fin hubo acercamiento con la CEA, pero la respuesta no fue satisfactoria, porque les hicieron saber que tienen más municipios que atender y no se dan abasto, o sea, dijo, Erik Saracho, prácticamente nos dijeron que “si no nos quejamos, no nos pueden dar prioridad”.

Luego de analizar el asunto con expertos, se decidió documentar la contaminación, que ya se había hecho antes con un muestreo que realizó un laboratorio privado para ver la calidad del agua de la laguna y el resultado fue altísimo en enterococos “salieron 4800 cuando la norma dice que máximo debe tener 200”. Pero como se hizo en laboratorio privado, no tuvo el carácter de una certificadora, explicó, Erik Saracho.

Es por ello, que en esta ocasión, los habitantes de San Pancho, decidieron pagar los servicios de laboratorio del organismo operador del agua del SEAPAL, Puerto Vallarta, para medir la calidad del agua. Con esto, dijo, se tendrá el amparo de un laboratorio oficial certificado para poder demostrarle a la autoridad que no se trata de un capricho ni de una necedad, sino de un problema de contaminación ambiental que afecta a la población de San Pancho y a los turistas que gustan de este destino turístico de la Riviera Nayarit.

El dictamen, dijo, tendrá validez jurídica con datos duros y concluyentes, para que en dado caso de que a los funcionarios no les dé la gana cumplir con el mandato que tienen como servidores públicos, pues entonces se buscara fincar responsabilidades, ya sea en el estado en el CEA o en el OROMAPAS o en donde sea necesario.

Ya el SEAPAL de Puerto Vallarta, tiene la encomienda y solo resta esperar a que en los próximos días entreguen los resultados de los estudios solicitados sobre la calidad del agua de la Laguna Costera de San Pancho.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!