En 2020, mayor vigilancia a los contribuyentes

www.jornada.com.mx

Si bien con la publicación de la Ley de Ingresos 2020 el gobierno de Andrés Manuel López Obrador cumplió con su promesa de no elevar ni incorporar nuevos impuestos para el siguiente año, la realidad, coinciden especialistas, es que tanto empresas como personas físicas estarán más vigiladas por el fisco.

Para Guillermo Mendieta, presidente de la comisión de auditoría fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México, más que un año complicado en cuestiones de impuestos para empresas y personas se trata de un tema de mayor control, con el cual el gobierno busca elevar la base de contribuyentes.

Todos estamos obligados a pagar impuestos, pero la miscelánea de 2020 es un punto de control fiscal muy fuerte, dado que se vigilará con mayor lupa desde el contribuyente más grande hasta el más pequeño, dijo el también miembro de la firma Mendieta y Asociados.

Entre los puntos de la Ley de Ingresos y miscelánea fiscal para 2020 destacan la recaudación vía impuestos al valor agregado y sobre la renta a servicios digitales, pero sin crear nuevas contribuciones; el tope a la deducibilidad de intereses en préstamos que solicitan las empresas, y el impuesto a la subcontratación laboral.

Más complicado para la IP y personas físicas

Por su parte, Rodrigo Ramírez, socio del despacho Ramírez Vegas Consultores, enfatizó que la miscelánea fiscal del año siguiente no contiene nuevos impuestos, pero sí una mayor vigilancia del Servicio de Administración Tributaria.

El 2020 será más complicado para empresas y personas físicas en cuanto a fiscalización, pero en tema de impuestos no tanto, expresó el especialista.

Ramírez señaló que los gravámenes a las empresas digitales, como Netflix, Uber, Cabify y Airbnb, tendrán impacto en los bolsillos de las personas, pues lo más probable es que éstas trasladen el importe al consumidor final.

Según la Ley de Ingresos, a partir de junio de 2020 se cobrará IVA a las transacciones que se lleven a cabo en plataformas digitales; sin embargo, quedaron fuera de la lista las compañías dedicadas a la publicidad y almacenamiento de datos, como Facebook y Google.

Compartir