“El silencio me tortura” Abuelito coloca letrero en su ventana, después de que su esposa muriera

El abuelito de 75 años quedó sólo después de que su esposa falleciera nueve días después de que le diagnosticaran cáncer

heraldodemexico.com.mx

Tony Williams es un británico de 75 años que quedó devastado por la muerte de su esposa, así que decidió colocar un cartel en su balcón en el que confesaba que “el silencio lo tortura” y está angustiado por la soledad, después de colgar una cartulina con ese mensaje comenzó a recibir una avalancha de llamadas y correos de desconocidos.

Williams es un físico jubilado que conoció a su difunta esposa hace más de 35 años y aunque nunca pudieron tener hijos su amor los mantuvo unidos; sin embargo, en mayo de este año a su mujer Jo le diagnosticaron cáncer de páncreas y nueve días después falleció.

Desde entonces, según relata el hombre a New York Times se sintió “maldito” por la soledad. “Mi maravillosa esposa ha muerto y no tengo a nadie”, se lamentó.

Hizo de todo para hablar con la gente
Tras el silencio que lo carcomía, el viudo decidió colocar dos anuncios en el periódico local para pedir compañía aunque nadie le contestó, después hizo algunas tarjetas de visita con su número de teléfono y una dirección de correo electrónico, por si alguna vez lograba conversar con alguien en el supermercado.

Además, contó que en esa modalidad entregó 23 tarjetas, pero no recibió ni una sola llamada. Entonces decidió colocar un letrero en la ventana de su casa en donde se podía leer:

“He perdido a Jo, mi amada esposa y alma gemela. No tengo amigos ni familia. Nadie con quien hablar. Encuentro el silencio incesante las 24 horas del día una tortura insoportable. ¿Nadie puede ayudarme?”

Ese último mensaje fue el que surtió efecto y en un par de días Williams recibió cientos de llamadas telefónicas de todo el mundo y correos electrónicos que colapsaron su bandeja de entrada.

Compartir
error: ¡Atención!