Disputa entre bandos del CDG por puesto del “Comandante Toro”, causa de la violencia en Reynosa

proceso.com.mx

NUEVO LAREDO, Tamps. (apro).-Tras caer la tarde del miércoles pasado, Reynosa se transformó en un “pueblo fantasma”. Los comercios cerraron más temprano, las avenidas del centro de la ciudad lucían desoladas y fueron pocos los vehículos que circulaban por sus calles en la noche.

Las redes sociales compartieron decenas de advertencias sobre la llegada de sicarios de Matamoros, “los Ciclones”, y de hasta grupos ajenos a la ciudad como los “Antrax” y “Los Mazatlecos” de Sinaloa, porque “veían por la plaza”. Circularon también supuestos comunicados del Cartel del Golfo en audios advirtiendo a la población que por la noche mejor se refugiaran en sus domicilios, porque se esperaban más enfrentamientos.

La histeria que generaron las redes sociales terminó cuando colapsó WhatsApp, el sistema de mensajería más usado en la actualidad por los grupos que se advierten sobre situaciones de riesgo.

El procurador de Justicia de Tamaulipas, Irving Barrios Mojica, confirmó que la violencia de la noche del martes y la que azotó todo la mañana del miércoles fue provocada por dos bandos del CDG que quieren el “trono” acéfalo que dejó el Comandante Toro, asesinado por la Marina el pasado 22 de abril.

“La información que tenemos es la que es del dominio público y circula en redes sociales, es el posicionamiento que están haciendo los grupos delincuenciales aquí en la ciudad de Reynosa y es por lo que acontecen los hechos de violencia”, afirmó el Procurador. En dos días de violentas jornadas, se reportó la muerte de al menos cinco personas.

En redes sociales circuló un video donde se ve supuestos pistoleros de una fracción del CDG asaltando un domicilio del grupo rival.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!