Despidió el gobierno federal a 11 mil 438 burócratas en 2016

jornada.unam.mx

En 2016 la economía mexicana registró un crecimiento de 2.3 por ciento, pese al entorno internacional adverso y como parte de la disciplina en el gasto el gobierno federal canceló 11 mil 438 plazas en el sector público, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Al presentar el informe sobre finanzas y deuda públicas correspondiente al cuarto trimestre de 2016, la dependencia aseguró que el gobierno mantuvo una contención importante en el gasto público.

La SHCP reportó que el déficit público en 2016 se ubicó en 2.6 por ciento del PIB, inferior al 3 por ciento autorizado por el Congreso, y al 2.9 por ciento de la estimación actualizada del gobierno federal en agosto de 2016. Esto es, una reducción del déficit respecto de 2015 de 134.6 mil millones de pesos.

Por su parte, el déficit primario (diferencia entre ingresos y gastos no financieros) presentó un déficit de 0.1 por ciento del PIB contra el aprobado por el Congreso de 0.6 y del 1.1 por ciento registrado en 2015.

Para 2017 el programa aprobado por el Congreso fija un déficit fiscal equivalente a 2.4 por ciento del PIB, que incluye superávit primario de 0.4 por ciento como proporción del PIB.

En conferencia de prensa, el titular de la unidad de planeación económica de la Secretaría de Hacienda, Luis Madrazo Lajous, aseguró que el gobierno federal cumplió con creces la meta fiscal 2016, e incluso destacó que se generaron ahorros por 686 mil millones de pesos. Aseveró que el débil crecimiento de la economía no preocupa pero sí nos ocupa.

Madrazo Lajous explicó que el aparente sobregiro de 611 mil 634 millones de pesos en el gasto público se deriva de capitalizaciones a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Petróleos Mexicanos (Pemex) y transferencias al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestales por un monto total de 561 mil millones de pesos y “son recursos que no se gastaron en el sentido tradicional económico “

Añadió que más que un gasto fue un ahorro que se mantiene en los activos de las empresas productivas de Estado y es patrimonio del sector público.

Madrazo Lajous aseguró que son ingresos que fueron autorizados, pero de naturaleza contingente y por tanto no estaban considerados en el presupuesto.

Detalló que las transferencias a Pemex y CFE fueron motivo de las reformas de pensiones de ambas empresas productivas del Estado. Mientras que sobre el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestales indicó que los recursos fueron depositados por remanente de operación del Banco de México. Agregó que estos recursos pasan por un registro de gasto en el presupuesto, pero al final nunca salieron del sector público y por eso se están cumpliendo las metas fiscales.

Por su parte, Isaac Gamboa Lozano, titular de la unidad de política y control presupuestario, detalló la reducción de 11 mil 438 plazas de estructura que se han cancelado y recordó que al inicio de la actual administración se hizo un anuncio de una reducción en la partida de servicios personales, lo que representa un ahorro de aproximadamente 403 millones de pesos.

Sobre la posibilidad de que el gobierno federal tome una decisión política y no de mercado en el establecimiento de los nuevos precios de los combustibles a partir del próximo sábado, Rodrigo Barros, titular de la unidad de política de ingresos tributarios, respondió: estamos recopilando toda la información y será hasta el 3 de febrero cuando anunciaremos qué es lo que sigue.

Durante 2016 el endeudamiento total del sector público fue seis veces superior al crecimiento económico estimado para todo ese año. De acuerdo con el Informe de finanzas públicas y deuda pública correspondiente al cuarto trimestre de 2016, la contratación de deuda por el sector público creció 13.4 por ciento, equivalente a un billón 163 mil 959 millones de pesos.

Los informes oficiales precisan que al cierre del cuarto trimestre de 2016, el Saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público (Shrfsp), indicador que incluye las obligaciones del sector público en su versión más amplia, ascendió a un máximo nivel histórico de 9 billones 797 mil 439.6 millones de pesos, mientras que a diciembre de 2015 fue de 8 billones 633 mil 480.4 millones de pesos.

Débito dentro de lo autorizado

Con ello, el saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público es equivalente a 48.4 por ciento del producto interno bruto (PIB). El componente interno de dicho saldo se ubicó en 6 billones 217 mil 513.5 millones de pesos, monto que se compara desfavorablemente con el registrado en diciembre de 2015, cuando fue de 5 billones 962 mil 271 millones de pesos; es decir, un crecimiento porcentual de 4.3 por ciento.

Por su parte, el endeudamiento externo ascendió a 3 billones 579 mil 926.1 millones de pesos, mientras que a diciembre de 2015 el saldo fue de 2 billones 671 mil 209.4 millones de pesos.

Pese a ese nivel, la SHCP aseguró que es congruente con los techos de endeudamiento autorizados por el Congreso de la Unión para 2016 y con el programa de consolidación fiscal del gobierno federal.

Durante 2016, los Requerimientos financieros del sector público (RFSP) se ubicaron en 556 mil 628 millones de pesos, monto equivalente a 2.9 por ciento del PIB.

El nivel observado resultó inferior a la meta de 3.5 por ciento del PIB consistente con la ley aprobada por el Congreso de la Unión. También resultó menor a la meta actualizada de 3 por ciento del PIB anunciada por el gobierno de la República en agosto de 2016, que consideraba el efecto del remanente de operación del Banco de México, entre otros factores. Respecto del monto observado en 2015, los RFSP tuvieron una disminución de 1.2 por ciento del PIB.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!