De la Madrid plantea legalizar mariguana en Cancún y Los Cabos

elfinanciero.com.mx

El secretario de Turismo, Enrique De la Madrid, considera la idea de legalizar la venta y el consumo de mariguana en dos de los principales lugares turísticos de México.

“Me gustaría ver qué se puede hacer en Baja California Sur y en Quintana Roo, los dos principales destinos de México que no tienen que ser víctimas de la violencia de un trato inadecuado del problema de las drogas en México”, dijo el secretario al finalizar el evento Perspectivas Turísticas 2018.

De la Madrid explicó que la legalización, aunado a otras medidas, ayudaría a tener destinos turísticos más seguros.

El funcionario también detalló que el plan no es generar un turismo de mariguana, como ocurre en países como Holanda, sino hacer que los destinos sean más seguros.

De la Madrid puso el ejemplo de Estados Unidos, donde a nivel federal no es legal, pero en diferentes estados lo es, tanto la producción, la venta y el consumo para fines médicos y recreativos.

“No se justifica que un consumidor vaya a la cárcel o sea víctima de extorsiones. Es una droga que es menos dañina que el alcohol y el tabaco. Si queremos resultados diferentes, tenemos que hacer cosas diferentes”, detalló el funcionario federal.

Los Cabos y Cancún son los principales destinos turísticos del país, los cuales han catapultado a México del lugar 14 al octavo en recepción de viajeros internacionales en un lustro, con la posibilidad de escalar al séptimo, según las cifras preliminares de la Organización Mundial del Turismo y del Banco de México.

Sin embargo, el año pasado estas dos ciudades fueron golpeados por el crimen organizado. Por ejemplo, en el destino de Quintana Roo hombres armados abrieron fuego en una discoteca, y en el municipio bajacaliforniano fue encontrada una hielera con dos cabezas humanas.

La situación incluso llevó al Departamento de Estado de Estados Unidos a emitir una advertencia de viaje a dichos destinos, misma que apenas este mes retiró.

“El turismo grupal se redujo automáticamente en el momento en que se produjo la advertencia”, dijo en octubre pasado Carlos Gosselin, director de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos.

Pablo Azcárraga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), no estuvo de acuerdo con la propuesta, pero sí en darle un tratamiento diferente a la mariguana.

“Debe cambiar la forma en cómo le damos un tratamiento. Incorporar a la discusión donde mueve más gente, en la lucha por el control o en el consumo. El problema de las drogas debe ser uno de salud más que de seguridad, y los recursos se deben utilizar más en convencer a la sociedad de no consumir y dar tratamiento para que salgan (del consumo)”, expuso Azcárraga.

“Nosotros los empresarios en general y los turísticos también estamos convencidos en que la forma de atender el creciente crimen organizado no ha funcionado”, agregó el empresario.

Francisco Madrid, director de la Universidad de Gastronomía y Turismo de la Universidad Anáhuac, dijo que ese tema se ha tratado en reuniones con el CNET, pero donde sí coincide es que México atraviesa un lapso crítico de seguridad.

“Tenemos una bomba de tiempo en cualquier momento nos puede estallar”, refirió Madrid sobre la inseguridad.

México obtiene alrededor de 20 mil millones de dólares al año del turismo. En vista que los asesinatos se cuadruplicaron en Los Cabos y se duplicaron en Cancún en 2017, una parte importante de esos ingresos podría correr peligro.

Quintana Roo, el estado donde se encuentra Cancún, es el destino de un tercio de todos los turistas internacionales de México.

En Los Cabos, las autoridades locales y federales se están aliando con hoteles, compañías de tiempo compartido y el operador del aeropuerto para intensificar la seguridad del área.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!