De JLP a Peña, México gastó 2,640 mdd en aviones y helicópteros al servicio del Estado

forbes.com.mx

Los gobiernos de José López Portillo, Miguel de la Madrid Hurtado, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto pagaron unos 2,640 millones de dólares en la adquisición de 202 aviones y 92 helicópteros.

Los 292 aviones, entre ellos el Boeing 787-8 MSN o José Maria Morelos y Pavón, y los helicópteros forman parte de una flota aérea que era usada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para la transportación de personal estratégico como era el presidente de la República y secretarios de Estado

Otro de los aviones y helicópteros también son utilizados para la vigilancia aérea de zonas de seguridad nacional y de puente aéreo en desastres naturales como huracanes y sismos registrados en México, así como la repatriación de mexicanos varados por la epidemia sanitaria de Covid-19 .

El gobierno de México adquirió 35 aviones modelo PC-7 a la empresa Pilatus Aircraft LTD en 1980, 1982, 1896 y 1992, según registro de la Secretaría de la Defensa Nacional en poder de Forbes México.

De esas aeronaves “no se localizó información de precio, debido a la antigüedad de las aeronaves”, señala la dependencia a cargo de Luis Cresencio Sandoval González.

En 1981, cuando gobernaba José López Portillo compraron cuatro aviones modelo F-5 F y F5E a la compañía Northrop Grumman.

La administración al mando de Carlos Salinas de Gortaria pidió un helicóptero a la empresa Sikorsky Aircraft, así como compraron 11 helicópteros modelo MD-530F a la empresa McDonnell Douglas en 1992, 1994 y 1998.

La información de la Sedena explica que en los dos últimos años de gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León compraron  41 aviones modelo Cessna 182 S y Cessna T206H al fabricante Cessna Aircraft.

El gobierno al mando del de Ernesto Zedillo compró 18 helicópteros modelo MI-17 a la empresa Aviazapchast, así como dos helicópteros modelo Bell 206 L-II (del que no hay información de precio de lista por ser muy antigua la operación).

Durante el gobierno de Vicente Fox Quesada compraron dos aviones modelo PC-6 a la empresa Pilatus Aircraft LTD, así como un avión modelo B-737-2B7 al fabricante The Boeing Company, dos aeronaves modelo C-130 MK-III a la compañía, así como tres aviones modelo Emb-145 AEW&C y Emb-145 MP a la brasileña Embraer y cuatro helicópteros modelo Bell 412EP a la firma Bell Helicopter.

Las autoridades al mando de Felipe Calderón adquirieron cinco aviones modelo T-6C+ a la Compañía Mexicana de Taxis Aéreos, un avión modelo C-295M a la empresa EADS CASA, así como cuatro aeronaves modelo C-27J Spartan a la firma Alenia Aermacchi S.P.A y seis aviones modelo T-6C+ a Beechcraft Defense LLC.

En ese gobierno compraron un helicóptero modelo Bell 2006 L-IV a la empresa Helicópteros y Vehículos Aéreos Nacionales y 11 helicópteros modelo EC-725 a la compañía Eurocopter.

La Fiscalía General de la República entregó nueve helicópteros a la Secretaría de la Defensa Nacional, cuando era presidente de la República Felipe Calderón,  y otros seis helicópteros Bell 412EP fueron donados por el gobierno de Estados Unidos.

Durante el gobierno de Enrique Peña Nieto compararon un avión modelo Learjet 45 XR a la empresa Interjet, INC, así como 32 aviones modelo T-6C+ a la empresa Beechcraft Defense LLC, dos aviones modelo C-295W a la compañía Air Defense & Space y un avión modelo Challenger 650 a la empresa Corporación Comercial Canadiense.

La administración de Peña Nieto hizo un pedido de 25 aviones modelo Grob G120 TP a la empresa Grob Aircraft AG,  compró 11 modelo T-6C+ al fabricante Beechcraft Defense LLC, adquirió ocho aviones modelo King Air 350i y King Air 350ER a la empresa Beechcraft Corporation y le transfirieron aviones de Pemex.

Los funcionario del gobierno de Peña Nieto hicieron la compra de 16 helicópteros modelo UH-60M a la empresa  Sikorsky Aircraft y de ocho helicópteros Bell-407 GX a la compañía Servicio Técnico Aéreo de México y un helicóptero modelo H 225 M a la firma Airbus Helicopters S.A.S.

En 2015, compraron en 65 millones de dólares un avión modelo 737-800 a la empresa German Aviation Capital GMBH y pagaron 71 millones de dólares por otro avión modelo  737-800 a la empresa The Boeing Company.

El avión presidencial
Alejandro Díaz de León Carrillo, gobernador del Banco de México, diseñó a finales del sexenio de Felipe Calderón la estrategia para arrendar el avión José María Morelos y Pavón, el cual fue usado por el ex presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

“Las condiciones financieras del financiamiento implícito del arrendamiento serán las siguientes: El monto del arrendamiento financiero será hasta por 3 mil 332 millones 971 mil 365 pesos, pudiendo diferir, por ajuste en los conceptos que lo integran”, planteó el ex titular de la Unidad de Crédito Público (UCP) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El dinero pedido a Banobras fue para adquirir una aeronave para el presidente de la República y el Estado Mayor Presidencial, equipo de apoyo terrestre, equipo de rampa, equipo de apoyo de motor, repuestos, equipamiento de cabina, sistema de defensa, así como los impuestos y derechos aduanales.

La propuesta financiera del ex titular de la Unidad de Crédito Público fue enviada y entregada a Georgina Kessel Martínez, directora general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), el 19 de octubre de 2012.

El mismo día, el ex funcionario de la SHCP recibió otro oficio de Augusto Moisés García Ochoa, entonces director general de Administración de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), quien solicitaba una excepción a la subasta para el arrendamiento de financiero de una aeronave de transporte estratégico para uso presidencial y del Estado Mayor.

Las autoridades pactaron comprar el avión presidencial, que rifa la Lotería Nacional, y su equipo en más de 218 millones de dólares.

Compartir
error: ¡Atención!