De 217 mil 989 decesos, el exceso de mortalidad en México durante la pandemia

Entre el 1 de enero y el 23 de octubre hubo 217 mil 989 decesos más de los previstos para 2020; de ellos, 88 mil 332 fueron casos confirmados de covid-19, informaron la Secretaría de Salud y la Organización Panamericana de la Salud

proceso.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– Entre el 1 de enero y hasta el pasado 23 de octubre del 2020, México presentaba un exceso de mortalidad por todas las causas de 217 mil 989 personas fallecidas durante la pandemia de covid-19, una cifra superior en 37.85% a todos los decesos contabilizados en periodos similares de años anteriores,  señala el Boletín Estadístico elaborado de manera conjunta por el gobierno de México y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El documento fechado el pasado 13 de noviembre, denominado “Boletín Estadístico sobre el exceso de mortalidad por todas las causas durante la emergencia por COVID-19”, agrega que, de las más de 217 mil muertes en exceso registradas durante la pandemia, 88 mil 332 fuerpon por coronavirus, pues dieron positivo a la prueba de SARS-CoV-2.

Esta cifra equivale a un 40.5% del exceso de mortalidad por todas las causas que se ha registrado en el país, mientras que, en el caso de las otras 129 mil 657 personas fallecidas, equivalente al 59.5% del total, perdieron la vida por otras causas que todavía están sujetas a revisión y que no cuentan con resultados positivos para el nuevo coronavirus.

El estudio explica que el exceso de mortalidad por todas las causas “se define como el número de defunciones observadas (en años previos), menos el número de defunciones esperadas”. Los decesos se cuentan mediante todas las actas de defunción que se expiden en los registros civiles de cada entidad y que se reportan al Registro Nacional de Población (Renapo).

La metodología indica que las muertes en exceso incluyen todos los decesos ocurridos por cualquier otro factor que pudieran contribuir al crecimiento inesperado de mortalidad registrado en todo el país, por lo que no se incluyen solamente los fallecimientos específicos por covid-19.

El estudio aclara que, por tratarse de un análisis de todas las defunciones registradas en el país, sin considerar causas específicas, también se incluye el número de personas que han muerto por otras causas asociadas de manera indirecta por la situación sanitaria, por lo que no deben atribuirse todas las muertes al nuevo coronavirus.

“El exceso de mortalidad estimado debe ser interpretado como defunciones tanto directamente asociadas a la Covid-19, como por otras causas que de manera indirecta se pueden asociar a la situación general de la emergencia sanitaria”, señala el documento.

El boletín estadístico indica que el periodo estudiado para el exceso de mortalidad abarca de la Semana epidemiológica 1 a la 43, es decir del del 1 de enero al 24 de octubre de 2020. Las cuatro semanas subsecuentes se eliminaron del estudio debido a que presentaban deficiencias en la captura e integración de información.

Tomando como referencia la mortalidad ocurrida en el país entre los años 2015 y 2018, las autoridades sanitarias esperaban entre el 1 de enero y el 23 de octubre del 2020, 576 mil 955 muertes por diferentes causas.

Sin embargo, durante 2020, en el mismo periodo de tiempo y con la pandemia declarada en todo el mundo, se contabilizaron 794 mil 944 muertes. Restando la mortalidad esperada, el estudio sitúa el exceso de mortalidad por todas las causas en 217 mil 989 decesos, equivalente a un incremento de 37.8%.

Entre las semanas 1 a la 43, el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sisver) ha contabilizado 88 mil 332 defunciones con resultado positivo a SARS-CoV-2, por lo que el exceso de mortalidad atribuido a otras causas es de 129 mil 657 decesos.

“Según los datos acumulados en el Sisver, durante el periodo de análisis, se registraron un total de 88 mil 332 defunciones de personas con resultado confirmatorio al virus SARS-CoV-2 a la semana 43, esto equivale al 40.5% del exceso de mortalidad por todas las causas. El porcentaje restante podría estar directa o indirectamente relacionado con la epidemia”, destaca el documento.

Durante el periodo analizado, el exceso de mortalidad fue mayor para los hombres con un incremento del 43.3% en el número de muertes, mientras que en el caso de las mujeres fue de 29.3%.

“Esto equivale a 1.4 defunciones en hombres por cada defunción registrada en mujeres. Su tendencia fue similar a la nacional, ambos presentado su máximo en la semana 29: 124.1% para hombres y 48.2% para las mujeres”, detalla el documento.

Por lo que se refiere al rango de edad o grupo etario, el grupo más golpeado por la covid-19 fue el de 45 a 64 años, con un exceso de mortalidad de 63.9%, seguido del grupo de 65 años y más con 35.0%, mientras que el grupo de 20 a 44 años registró un exceso de muertes del 18.9%.

“En las personas menores de 20 años no se ha registrado un exceso de mortalidad y, contrario a ello, se ha registrado una disminución en el número de defunciones esperadas, que van inclusive por debajo del percentil 25 del canal endémico estimado”, señala el boletín realizado por la Secretaría de Salud, la OPS, el IMSS y el ISSSTE, entre otras instituciones.

Compartir
error: ¡Atención!