Contra Trump, en 18 entidades; marchan 20 mil en la CDMX

excelsior.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO.

Habitantes de las principales ciudades de 18 entidades federativas protestaron en las calles contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La convocatoria de las organizaciones ciudadanas tenía como objetivo establecer vínculos con otros movimientos en EU que están contra las políticas antiinmigrantes del republicano.

De las manifestaciones de ayer destaca la de la Ciudad de México, donde participaron 20 mil personas, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad Públical local. Los contingentes partieron del Auditorio Nacional y del Hemiciclo a Juárez hacia el Ángel de la Independencia. Se reportó saldo blanco.

En Guadalajara, Jalisco, hubo 13 mil manifestantes. En el resto de los estados las protestas estaban formadas por centenares de personas.

En Coahuila, la Diócesis de Torreón se unió a las protestas y en las iglesias se entonó el Himno Nacional al mediodía.

México marcha contra Trump

Ciudadanos gritan consignas contra políticas antimigratorias establecidas por Estados Unidos.

Ciudadanos de al menos 18 estados de la República salieron a las calles para protestar en contra de la política antimigratoria del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Las manifestaciones invadieron las calles en Ciudad de México, Estado de México, Sonora, Nuevo León, Aguascalientes, Jalisco, Tabasco, Yucatán, Guanajuato, Hidalgo, Michoacán, Coahuila, Puebla, Chihuahua, Tamaulipas, Querétaro, Baja California y Colima.

En Ciudad de México, las marchas culminaron con la entonación del Himno Nacional en el Ángel de la Independencia. Según registros de la Secretaría de Seguridad pública de la Ciudad de México participaron 20 mil personas.

Dos contingentes salieron al medio día con rumbo al Ángel de la Independencia. El primero, inició en el Auditorio Nacional. El segundo partió del Hemiciclo a Juárez.

Poco antes de las dos de la tarde, hora marcada para cantar el Himno Nacional, la activista Isabel Miranda de Wallace abandonó el evento.

A las 14:00 horas se entonó el himno y los asistentes comenzaron a dejar libres los carriles de avenida Paseo de la Reforma. A las 15:00 horas los elementos de seguridad, comenzaron a abrir el paso a los vehículos.

El gobierno de la Ciudad de México reportó saldo blanco en las dos marchas. De acuerdo con el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, las protestas fueron resguardadas por tres mil elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.

SE UNEN ESTADOS

En Toluca, Estado de México, cientos de universitarios e integrantes de la sociedad civil asistieron a la marcha.

Convocada al mediodía por la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), la movilización de contingentes recorrió las calles desde la explanada de la Preparatoria uno hasta las instalaciones de Ciudad Universitaria, donde entonaron el himno universitario y consignas contra Trump.

En contraste, en Texcoco, se registró muy poca participación de ciudadanos.

Aunque la cita era a las 11 de la mañana, por espacio de más de dos horas un grupo de 20 personas esperó a que arribaran más manifestantes.

En Hermosillo, Sonora, un centenar de personas marchó, a las 11:00 horas (12:00 tiempo de la Ciudad de México). El contingente partió desde la Plaza Emiliana de Zubeldía, en la Universidad de Sonora, hasta plaza Bicentenario, ahí realizaron su pronunciamiento y entonaron el Himno Nacional.

Asimismo, en Monterrey, Nuevo León, cientos de regiomontanos se manifestaron. Ciudadanos, organizaciones civiles, Universidades y la Iniciativa Privada se reunieron en la Explanada de los Héroes de la Macroplaza.

En Aguascalientes, organizaciones de la sociedad civil se reunieron a las 12:00 horas, en la calle 28 de agosto esquina con la avenida Madero, para marchar hasta la plaza de la Patria. Cerca de 100 personas caminaron por las principales calles del centro.

En Guadalajara, Jalisco, la gente cantó “Con el muro o sin el muro…pero sigo siendo el Rey”, acompañada con el mariachi que viajaba en una camioneta. Se calcula que el contingente alcanzó la asistencia de 13 mil personas.

A la marcha, llevaron marionetas gigantescas, que representaban al presidente estadunidense, y otra de un mexicano vistiendo con orgullo su traje típico de campesino.

En Morelia, Michoacán, un contingente de ciudadanos e integrantes de organizaciones sociales así como de la Universidad Michoacana de San Nicolás Hidalgo, marcharon en solidaridad de los paisanos.

En Tabasco, la marcha por la Unidad y Dignidad que organizaron asociaciones civiles fue encabezada por el excandidato a la gubernatura de Tabasco, Jesús Alí de la Torre.

En Mérida, Yucatán, alrededor de 150 personas entre asociaciones, universidades y sociedad en general se sumaron a la manifestación. El contingente salió desde el Remate de paseo de Montejo hasta la plaza Grande. Al llegar al zócalo de la cuidad entonaron el Himno Nacional.

Al menos un millar de personas participaron en réplicas de marchas en diferentes ciudades del estado de Guanajuato. En San Miguel de Allende, unas 500 personas se dieron cita en la plaza principal.

En Irapuato, la convocatoria fue en el monumento a la bandera y unas 100 personas se manifestaron contra la administración de Trump. Una cantidad similar de manifestantes marchó en Guanajuato.

En León, apenas pudieron juntarse unas 50 personas.

Mientras que en Pachuca, Hidalgo, la Marcha Ciudadana por el respeto a México convocada por el Movimiento Vibra México, tuvo una escasa participación; sólo concurrieron 200 asistentes.

De igual manera, en Coahuila, la Diócesis de Torreón, se unió y en las iglesias se entonó el Himno Nacional, a partir de las 12:00 horas del domingo. Mientras que en Saltillo, la marcha se suspendió.

En Puebla, Puebla, entre 300 y 400 personas participaron en la manifestación.

La protesta en Catedral contó con un templete, equipo de sonido y un mariachi, además de prácticamente solo un orador: Nicolás Rodríguez.

En Chihuahua, un centenar de jóvenes identificados como integrantes de la agrupación Soy Mexicano, realizaron una manifestación en el puente Libre o Córdova Américas en Ciudad Juárez.

En Tampico, Tamaulipas se vivió este domingo un tibio arranque de las manifestaciones del Movimiento “Vibra México”. En el Pulpo de la Plaza de Armas de la ciudad, atendiendo a la convocatoria nacional, unas 10 personas se reunieron y a las 14:00 horas entonaron el himno nacional.

En el municipio de Tequisquiapan, Querétaro, se realizó la marcha ciudadana Por Respeto a México, que congregó a alrededor de 90 personas de diversas asociaciones civiles, así como de la ciudad de Querétaro y extranjeros. Mientras que, en la capital del estado no se logró la convocatoria.

En Baja California, grupos ciudadanos marcharon por Tijuana en protesta por los gasolinazos y por la política migratoria de Donald Trump.

En Colima la concentración, no obtuvo la fuerza suficiente, al llamado sólo acudieron cerca de 20 colimenses.

Los estados de Veracruz, Baja California Sur, Nayarit, San Luis Potosí, Tlaxcala, Chiapas y Zacatecas no se sumaron a la convocatoria de organizaciones civiles para marchar por el respeto a México.

En ninguno de dichos estados se logró que la gente saliera, esto pese a que son entidades con mucha migración hacia los Estados Unidos.

Con información de Marcos Muedano, Juan Pablo Reyes, Wendy Roa, Karla Méndez, Carlos Coria, Daniel Sánchez, Héctor González, Gaspar Romero, María de los Ángeles Velasco, Flor Castillo, Adriana Luna, Arturo Salinas, Alma Gudiño, Fabiola Xicotencatl, Aracely Garza, Andrés Guardiola, Paul Ulloa, Miriam Bueno, Miguel García, Fernando Pérez, Emmanuel Rincón, Dalila Ramírez, Lourdes López, Jorge Vázquez y Abraham Acosta.

MÉXICO ENTONÓ EL HIMNO NACIONAL
A las 14:00 horas de este domingo estaciones de radio afiliadas a la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT) se unieron en la transmisión del Himno Nacional Mexicano, en un esfuerzo de la CIRT y sus agremiados para fortalecer la unidad nacional.

Esta acción se une a la manifestación que miles de personas protagonizaron en 17 estados de la República Mexicana, en repudio a las políticas establecidas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en contra de los migrantes mexicanos y latinos.

En punto de las 14:00 horas, Grupo Imagen se unió a la convocatoria y transmitió, en sus estaciones de radio, el Himno Nacional.

Antes de la difusión nacional se transmitó un mensaje de la CIRT, en el que se exhortó a los radioescuchas a unirse a la convocatoria.

En un comunicado emitido el 9 de febrero, la CIRT convocó a los mexicanos a entonar, de manera simultánea, el Himno Nacional en todo el país.

En ese mismo documento informó que había enviado una circular a todas las emisoras afiliadas para solicitar su apoyo a este llamado a la transmisión.

El presidente del Consejo Directivo de la CIRT, Edgar Pereda Gómez, pidió apoyar el llamado como una muestra de unidad. “Esta convocatoria es una forma de reiterar que la nuestra es una industria nacionalista, solidaria y responsable”, expuso el directivo en el documento

Textualmente la invitación a los emisores fue: “La Industria de Radio y Televisión se suma a la Unidad Nacional manifestándose con la transmisión simultánea en todo el país del Himno Nacional este domingo 12 de febrero en punto de las 14 horas.

CONVIERTEN PROTESTA EN DUELO DE ARENGAS
En la Ciudad de México las marchas en contra de Donald Trump dividieron a sus participantes. Polarizaron. Hicieron hervir los ánimos de quienes repudian al Presidente de Estados Unidos, y quienes hicieron suyo el escenario en Paseo de la Reforma para convertir aquello en una competencia de arengas, consignas y performances de quienes están en desacuerdo con el presidente Enrique Peña Nieto. Todo eso con un toque más futbolero que el de la unión popular por una causa en común.

La falta de cohesión entre los manifestantes y la guerra de vanidades entre las convocantes desinfló la marcha que terminó con la entonación del Himno Nacional, cantado con el ánimo de quien se acaba de levantar después de una siesta.

Por un extremo de Paseo de la Reforma avanzó uno de los grupos y del lado opuesto, el otro. En el Ángel de la Independencia ambos hicieron como si unos y otros no estuvieran ahí.

Con una manta al frente que decía “Mexicanos Unidos, exigimos respeto, queremos puentes, no muros”, y unos modernos danzantes que quemaron copal en todo el trayecto, Isabel Miranda y Laura Elena Herrejón fueron al frente de un grupo que salió del Hemiciclo a Juárez, rumbo a la Columna de la Independencia.

En el otro extremo el grupo de María Elena Morera, denominado Vibra México, y una larga lista de organizaciones, con el rector de la UNAM, Enrique Graue a la cabeza, empezó a caminar desde el Auditorio Nacional al Ángel.

Los manifestantes de Vibra México tuvieron una mayor convocatoria que Mexicanos Unidos. Incluso mayor organización. Desde temprano este grupo se apoderó del basamento de la Columna de la Independencia y con cajas de cartón forradas en blanco formaron un muro, como el que inmortalizó Pink Floyd, que grafitearon con palabras como xenofobia, odio y discriminación y que después derrumbaron.

Al final de la concentración, la policía de la Ciudad de México informó que marcharon 20 mil personas, mucho menos que los cientos de miles que se han congregado en otras marchas, como la de 2004, contra la inseguridad o los conciertos de música en el Zócalo.

La idea de marchar contra las políticas proteccionistas, xenófobas, racistas y el muro que Trump ha puesto en operación desde su llegada a la Casa Blanca, el 21 de enero pasado, empezó con una guerra de vanidades entre tres activistas: Herrejón, Morera y Miranda, que salió por piernas del Ángel, ante una presunta amenaza en su contra porque supuestamente había un hombre vestido de mujer con un arma y no, según dijo, por la silbatina que se escuchó en su contra en el Ángel.

Herrejón, Morera y Miranda se arrebataban el liderazgo de una convocatoria que perdieron frente a la figura de otra mujer: Julia Cloe, activista del Colectivo Resistencia, que hizo el recorrido del Hemiciclo a Juárez al Ángel.

“¿Cuál marcha de unidad? Jamás han estado en las luchas del pueblo, contra la corrupción, la desigualdad, las injusticias, los crímenes de Estado. Luchen por quitar del camino a quienes no nos representan. Hipócritas y Traidores. Muera el mal gobierno”, decía su cartulina.

Ninguno de los dos contingentes, antagónicos en su origen, pero supuestamente con el mismo objetivo de repudio a las políticas de Trump, estuvieron exentos de llevar en sus filas a quienes gritaron consignas contra el Presidente de México.

En uno y otro bando, cada vez que surgía un grito contra Peña Nieto, era matizado con un “¡México-México!” como si fuera un partido de futbol.

La competencia de arengas, consignas y performances se puso en grande en la glorieta del Ángel de la Independencia. Aparecieron los que no estaban ni con melón ni con sandía. Algunos en pequeños grupos y otros más solos que la una, aunque no faltó quien llegó con su perro y en una cartulina exhibía: “El enemigo no es Trump, es la clase política, la corrupción, la falta de apoyo a la ciencia y la cultura”.

Un grupo de personas, que había permanecido largo rato atrás de las vallas que los policías cuidaban, en un momento decidió entrar a donde los marchantes habían llegado y desplegaron como velas piratas sus mantas negras con letras blancas, sostenidas por globos rojos, azules, amarillos y blancos donde se podían leer consignas contra Peña y “Nos faltan 43 y miles más”.

Y aquella gritería sin fin provocó que en distintos momentos de la marcha, que terminó por desinflarse, personas se encararan. Unas que apelaban el apoyo para México y otros que se iban en contra del gobierno de México.

En recuerdo a la famosa marcha de 2004, convocada por Morera, cuando le gente participó vestida de blanco, ayer se vio a mucha así; pero también estuvieron los que se enfundaron el jersey de la Selección de futbol como si eso fuera el símbolo más acabado de ser mexicano, o quienes, como la dueña de una perra golden retriever llamada Luna, le pusieron a sus mascotas como capa la bandera nacional.

Entre los participantes estuvieron Alejandro Martí, Claudio X. González y Héctor Aguilar Camín.

Aunque las marchas y la concentración en la Columna de la Independencia estuvieron al margen de cualquier sello político, personalidades ligadas a la clase política se asomaron por ahí como Juan Ignacio Zavala.

Con el objetivo de matizar el poco éxito que tuvieron las marchas, el rector Graue dijo al término de su participación que México tiene muchos agravios históricos: la inseguridad, corrupción, desigualdad, impunidad, inequidad y recientemente la situación de la gasolina. “No es momento de estar viendo al pasado, es momento de ver al futuro y mandar un mensaje que necesitamos de soberanía, fortaleza e igualdad hacia al país vecino”.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!