Conmemoran el 189 aniversario luctuoso de Vicente Guerrero

Se recordó la vida del caudillo insurgente que murió fusilado el 14 de febrero de 1831

Con una ofrenda floral y ondeando la bandera nacional a media asta, autoridades civiles, militares y avales, conmemoraron este viernes el 189 aniversario luctuoso de Vicente Guerrero, ceremonia a la que acudió el director de Desarrollo Social, Víctor Bernal Vargas, en representación del alcalde vallartense Arturo Dávalos Peña.

Como oradora oficial de esta ceremonia, la regidora Laurel Carrillo Ventura, presidenta de las comisiones edilicias de Salud y de Educación, Innovación, Ciencia y Tecnología, dio lectura a la ficha histórica del nacido en Tixtla, Vicente Ramón Guerrero, que en noviembre de 1810 se uniría al movimiento independentista, sirviendo en el regimiento que jefaturaba Hermenegildo Galeana.

“Con las 23 fuerzas insurgentes se distinguió en 1812, en la acción de Izúcar. Después de recibir el grado de teniente coronel, Guerrero peleó al lado de Morelos en la toma de Oaxaca y, más tarde, alentaría el movimiento en el sur de Puebla. Guerrero se convirtió en uno de los más fieles defensores del Congreso. Al ser aprehendido Morelos el 5 de noviembre de 1815 y fusilado el 22 de diciembre siguiente, Guerrero se encargó de escoltar al Congreso hasta Tehuacán, Puebla”, señaló.

Indicó que para 1816, era el único caudillo que continuaba combatiendo a los realistas y a principios de 1819, ante la fuerza que cobrara la insurgencia, el virrey Juan Ruiz de Apodaca, envió a Pedro Guerrero, padre del caudillo, a persuadir a su hijo de que depusiera las armas a cambio de conservarle el grado de general y de una fuerte cantidad de dinero. “Fue entonces que Vicente Guerrero pronunció la famosa frase: ‘La Patria es primero’”.

La edil agregó que el caudillo percibió que la independencia sólo sería factible si se impulsaba desde dentro del cuerpo virreinal; es decir, a través de un pronunciamiento del mismo ejército realista. “De esta manera, Guerrero accedió a negociar con Agustín de Iturbide –acatando órdenes del virrey Apodaca- y aceptar sus propuestas para la independencia del país”.

Al consumarse la independencia, el 27 de septiembre de 1821, -detalló- se reconoció a Vicente Guerrero el grado de general y le fue confiada la capitanía militar del sur del país y concedida la Gran Cruz de la Orden de Guadalupe. En 1828 figuró como candidato a la primera magistratura, pero debido al voto indirecto de las legislaturas estatales, no fue designado como presidente; sin embargo, al día siguiente, Antonio López de Santa Anna se pronunció en Veracruz, mediante el Plan de Perote, pidiendo el desconocimiento de la elección, el presidente huyó y el Congreso otorgó el cargo a Guerrero, y a Anastasio Bustamante como vicepresidente.

El gobierno de Guerrero sólo duró ocho meses y medio debido a que el general Bustamante se pronunció contra él. El 1 de enero de 1830, Anastasio Bustamante ocupó la presidencia fundándose en su calidad de vicepresidente, y el congreso inhabilitó a Guerrero, quien se dirigió al sur a reiniciar la guerra civil. Por su parte, Bustamante, por conducto se su ministro de Guerra y Marina, José Antonio Facio, pagó 50 mil pesos en oro al marino genovés Francisco Picaluga para que secuestrara a Guerrero.

“El 15 de enero de 1831, el expresidente fue invitado a comer a bordo del bergantín El Colombo, anclado en Acapulco, donde Picaluga lo tomó prisionero. Guerrero fue entonces trasladado a Villa de Cuilapan, Oaxaca, donde fue condenado a muerte y fusilado la mañana del 14 de febrero de ese mismo año”, concluyó.

La ceremonia contó también con la presencia Teniente Coronel Rogelio Ramírez Chávez, Comandante de la Estación Aérea No. 5, en representación de la 41ª Zona Militar; el Capitán de Corbeta C.G. Jorge Arturo Alfonso Straffon Rivera, de la 8ª Zona Naval; Capitán de Navío de Infantería de Marina D.E.M. Pablo Nery Cruz, Comandante de la Guardia Nacional en Puerto Vallarta; Eugenio González Márquez, director de Mantenimiento de Bienes e Intendencia, y el Subdirector de Educación Municipal, Rodrigo Rodríguez de la Cruz.

Compartir