Con miscelánea, Hacienda prepara una reforma fiscal más a fondo: CIEP

proceso.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Héctor Juan Villarreal, aseguró que con la miscelánea que presentó el gobierno federal en el Paquete Económico 2020, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) prepara una reforma fiscal más a fondo.

“Nosotros pensamos que de alguna manera la reforma fiscal ya empezó… Si nos restringiéramos a pensar la reforma fiscal de una manera en la que se necesita una miscelánea muy agresiva, de subir impuestos, y vas agarrando más dinero, yo creo que sería una visión muy cortoplacista. Yo creo que es algo mucho más de fondo que ya empezó”, puntualizó el especialista al presentar el análisis del Paquete Económico.

De acuerdo con Villarreal, se vislumbraron varios pilares en dicha reforma fiscal. En primer lugar, la manera de repensar el gasto, en donde se ve un cambio en toda la política social, donde los programas sociales clásicos están siendo destituidos por una mecánica de transferencias directas, detalló.

El segundo punto tiene que ver con la contracción del ramo 28 y 33, y hay muy pocos proyectos de infraestructura pagados por la federación para estados y municipios. “Está forzando un nuevo equilibrio en la relación, en donde el gobierno usa mucho la palabra federalizar para centralizar”, explicó.

Sobre el tercer pilar, el especialista resaltó que se trata de la administración tributaria. Al respecto, admitió que son medidas que pueden generar disgusto en la población, pero negó que sea “terrorismo”, como lo afirman muchos representantes de la iniciativa privada.

Para el CIEP, el Paquete Económico 2020 se presenta con una tensión inherente, ya que por un lado busca la audacia, es decir, sería el primer presupuesto hecho íntegramente por el nuevo gobierno, pero debía preservar la tranquilidad en mercados financieros y entre inversionistas.

Además, estuvo diseñado bajo restricciones considerables: bajo crecimiento económico, volatilidad externa, promesas de campaña aún incumplidas y un gasto ineludible considerable.

Finalmente, el director del CIEP vio con optimismo la meta de crecimiento de 2% para 2020.

“Insistimos: en la manera en que se reactive el gasto público, que venga la inversión privada y las tasas de interés vayan a la baja, están dadas muchas condiciones para que al menos el siguiente año tengamos un rebote”, concluyó Villarreal.

Compartir
error: Content is protected !!