Clausura Ayuntamiento obra de construcción de la mini hidroeléctrica

Por indicaciones de Arturo Dávalos, se constató que el proyecto se desarrolla dentro del territorio de Puerto Vallarta y no en Cabo Corrientes como ellos lo hacían saber

En total apego a la Ley y los reglamentos municipales, el gobierno que preside Arturo Dávalos Peña, realizó este viernes, a través de la Dirección de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, la clausura de las obras de construcción de la mini hidroeléctrica en la zona del río Los Horcones, ello tras constatar que el proyecto se desarrolla dentro de los límites territoriales de Puerto Vallarta y la empresa responsable, carece de los permisos correspondientes emitidos por este Ayuntamiento.

Al respecto, el secretario general del Ayuntamiento, Francisco Vallejo Corona, detalló que por instrucciones del alcalde, se verificó el polígono de división territorial entre Puerto Vallarta y Cabo Corrientes, y mediante los decretos publicados en el 2012 por el Congreso del Estado en materia de delimitación de los municipios, se definió que las obras se realizan dentro del territorio de Puerto Vallarta y no en el vecino municipio como se argumentó en los permisos federales y municipales, por lo que acorde a las facultades de esta administración, se actuó conforme a derecho.

Por lo anterior, tras verificar la delimitación territorial, se procedió a lo que marcan los reglamentos, la Ley de Procedimientos Administrativos del estado y las normas jurídicas en la materia, por lo que la Dirección de Desarrollo Urbano realizó una inspección mediante una orden de visita previa y tras detectarse que no cuentan con los permisos de construcción, se procedió a la clausura de la obra.

El funcionario explicó que se tiene el conocimiento que la empresa responsable del proyecto tramitó los permisos federales para las zonas de jurisdicción federal, pero siempre especificando que se encontraba dentro del territorio de Cabo Corrientes, e incluso ese municipio emitió las autorizaciones de construcción y licencias de trazos, usos y destinos, al parecer sin una verificación de su límite territorial.

“El problema es que la expedición de permisos en zonas federales tanto de Semarnat, Comisión Nacional del Agua, Comisión Reguladora de Energía, los expidieron aludiendo a que se referían a territorio de Cabo Corrientes, sin embargo como ya lo sabemos, una vez hecho el análisis y al encontrarse dentro de nuestro territorio municipal, la autoridad municipal no tiene más que la obligación que cumplir con la Ley”, indicó.

Vallejo Corona precisó que en ningún momento se vulneraron los derechos de la empresa y que esta tendrá la libertad de recurrir ante las autoridades que considere pertinente, en donde tendrían que legitimar que sus documentos se encuentran en regla.

El municipio por su parte seguirá actuando dentro del ámbito de su facultad y atribuciones como autoridad administrativa. “Nosotros lo que hacemos es actuar conforme al marco jurídico que tenemos las dependencias del municipio, así lo hicieron en este caso debidamente fundamentadas, todo conforme a derecho”.

No acreditaron permisos de impacto ambiental

La Subdirección de Medio Ambiente del municipio, también realizó una inspección en el lugar y tras no acreditar los permisos de Impacto Ambiental emitidos por parte del municipio, se procedió a una clausura parcial, en base al Reglamento de Ecología de Puerto Vallarta.

Compartir

Noticias Puerto Vallarta