Cárteles Jalisco y Pacífico, dominantes

jornada.unam.mx

Las organizaciones delictivas dedicadas al tráfico de drogas con mayor presencia en el país, según los más recientes datos de la Procuraduría General de la República (PGR), son: cárteles Jalisco Nueva generación (CJNG), Sinaloa (Pacífico) y Beltrán Leyva.

Según la información gubernamental, el CJNG ya es hegemónico en los estados de Veracruz y Colima, entidades donde se han incrementado la violencia y el número de homicidios en los meses recientes, y una de las revelaciones es que el grupo de Guerreros unidos, implicado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ya se alió con La familia michoacana.

El reporte ‘‘más actualizado’’ del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi), de la Procuraduría General de la República (PGR), elaborado en febrero pasado, señala que en México existen nueve grandes organizaciones: los cárteles del Pacífico (Sinaloa), Arellano Félix, La familia michoacana, Carrillo Fuentes (Ciudad Juárez), Beltrán Leyva, Los Zetas, Golfo, Los caballeros templarios y el cártel Jalisco Nueva generación.

Estos grandes grupos operan con 37 células delictivas, y presuntamente el único que no tiene bandas asociadas es el CJNG, en tanto que los otros cárteles cuentan con 37 grupos asociados.

El cártel del Pacífico –que dirigía Joaquín El Chapo Guzmán Loera– tiene presencia en los estados de Chihuahua, Sinaloa, Durango, Coahuila, Baja California, Baja California Sur y Sonora. Este grupo criminal opera con las células delictivas identificadas como Gente nueva, Los Cabrera, el cártel del Poniente o de La Laguna, Los Aquiles, El Tigre, Del 28, Los artistas asesinos, Los Mexicles, Los Salazar y Los Memos.

La organización de los hermanos Beltrán Leyva tiene presencia en Sinaloa, Baja California Sur, Sonora, Guerrero, Morelos y Aguascalientes. Opera con las células identificadas como Los Mazatlecos, El 2 mil, Los Granados, Los Rojos, La Oficina, Los Ardillos y el cártel Independiente de Acapulco.

El CJNG opera en los estados de Jalisco, Colima, Michoacán, Guanajuato, Nayarit, Guerrero, Morelos y Veracruz. Según la PGR, no cuenta con células delictivas que apoyen sus actividades.

Los Arellano Félix, que según la procuraduría sólo tienen presencia en Baja California, operan con tres células: El Chan, El Jorquera y El Kieto. La familia michoacana tiene presencia en Morelos, Guerrero y estado de Mexico, con cuatro bandas: Guerreros unidos, La nueva empresa (desertor de otros grupos como Los Zetas y el Golfo), así como La empresa.

El cártel de Juárez o Carrillo Fuentes sólo tendría presencia en Chihuahua y opera con La línea y Los Aztecas, pandilla que tiene presencia en Estados Unidos. Los Zetas operan en Tamaulipas y tienen tres células (seis desaparecieron): Grupo Operativo, Grupo Especial y Fuerzas Especiales. El cártel del Golfo (se consideraba desarticulado en el sexenio de Calderón) tiene presencia en Tamaulipas y Quintana Roo, y cuenta con seis bandas: Los Metros, Los Rojos, Grupo Dragones, Los Fresines, Los Pelones y Los Talibanes.

Caballeros templarios, según el reporte de la procuraduría, operan solamente en Michoacán y cuentan con dos grupos operativos: la célula de Los Tena, liderada por Fernando Cruz Mendoza, y la que encabeza Homero González Rodríguez.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!