Atado, encintado y torturado: así fue encontrado un cuerpo en la zona de Parres, Tlalpan

Esta zona, ubicada al sur de la Ciudad de México, se ha caracterizado por ser donde varios delincuente abandonan los cadáveres de sus víctimas debido a la poca seguridad que existe

infobae.com

La inseguridad en México se encuentra en todos lados, hasta en la capital, un lugar que por varios años parecía intocable, pero que se ha convertido en uno de los territorios en disputa entre los criminales.

Este miércoles se registró un macabro hallazgo en la zona boscosa de Parres, ubicada en la alcaldía Tlalpan, cerca de la salida a Cuernavaca, pues vecinos del lugar reportaron el cadáver de un sujeto.

De acuerdo con el periodista Carlos Jiménez, el cuerpo estaba atado de las manos con un cable de luz, con las piernas amarradas por un mecate, encintado por completo y con claros signos de tortura.

Las señales son evidencia de una ejecución realizada por presuntos criminales, aunque hasta ahora la Fiscalía de la Ciudad de México no ha emitido ninguna declaración respecto al móvil del delito o acerca de la identidad del sujeto.

Cabe resaltar que en aquella zona al sur de la CDMX se está construyendo un cuartel de la Guardia Nacional (GN) para reforzar su presencia en la capital y apoyar a la población junto con el gabinete de seguridad.

El sujeto estaba completamente atado y encintado (Foto: Twitter/@c4jimenez)El sujeto estaba completamente atado y encintado (Foto: Twitter/@c4jimenez)

El predio donde será construido será de tres hectáreas y fue donado por los ejidatarios locales durante una ceremonia donde Javier Cervantes Chavarría, presidente de ese ejido, aseguró que en el lugar también habrá una planta de energía fotovoltaica y una cafetería administrada por los vecinos de Parres, quienes se beneficiarán de dicho negocio.

De acuerdo con el Reporte de Incidencia Delictiva del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), Tlalpan es la séptima alcaldía con la mayor tasa de homicidios culposos durante el primer semestre del 2021, con un 3.7, lo cual representa una reducción del 26.3% respecto al año anterior.

Mientras que en homicidios dolosos, esta alcaldía se encuentra en la posición 10, con una tasa del 5.54, cantidad que se redujo en un 49.1% respecto al 2020.

A pesar de estas disminuciones, la zona de Parres, por varios años, fue un lugar donde los criminales iban a tirar los cadáveres de sus víctimas, pues al ser un bosque, a las afueras de la CDMX, con pocos habitantes y nula seguridad, era el territorio perfecto para salir bien librados de los hechos.

Uno de los casos que mayor conmoción causó fue el feminicidio de Daniela Ramírez, una joven de 18 años que, por 14 minutos, le dijo a uno de sus amigos que un taxista la había secuestrado y la estaba llevando a Tlalpan.

En la zona boscosa de Parres se encontraron dos cuerpos pertenecientes a víctimas de feminicidio (Cruces/Iván Gutiérrez)En la zona boscosa de Parres se encontraron dos cuerpos pertenecientes a víctimas de feminicidio (Cruces/Iván Gutiérrez)

Sus restos y los jirones de sus ropas fueron encontrados el pasado 11 de julio de 2019, casi un mes después de su desaparición registrada el 18 de mayo de ese año, luego de que salió de trabajar de una pizzería de la cadena Little Caesars en Xochimilco y tomó un taxi para ir con sus amigos a una fiesta en San Andrés Ahuayucan a media hora de distancia.

Junto a su cuerpo se encontró una segunda osamenta, presuntamente de Pamela Gallardo, otra joven desaparecida en la zona, pero varios años antes, el 5 de noviembre de 2017, después de que abandonó una fiesta de música electrónica en el Ajusco a unos 20 kilómetros de donde fueron encontrados los huesos.

Según los registros periodísticos de esos tiempos, algunos especialistas señalaron que en Parres se conocen algunos grupos delictivos, varios conflictos comunitarios y personas dedicadas al secuestro, por lo que encontrar cuerpos es algo común.

Hasta el momento no se sabe si aún existen aquellos grupos que provocaron la violencia en la zona, o si fueron los culpables de las ejecuciones y desapariciones, pero si algo es seguro es que el peligro sigue latente y se refleja con los cuerpos encontrados recientemente.

Compartir
error: ¡Atención!