Arresto de un candidato y fortaleza del “Contador”, las consecuencias tras la caída del “Vaquero”

El político neoleonés fue asegurado en el mismo operativo que llevó al arresto de Evaristo Cruz Sánchez

infobae.com

Tras la detención de Evaristo Cruz Sánchez, el Vaquero y/o Señor 46, el Cártel del Golfo se ha fragmentado aún más, al tiempo que las fuerzas de José Alfredo Cárdenas Martínezel Contador, pueden reagrupar a sus operadores y resolver pugnas internas o imponerse como únicos líderes del grupo criminal.

Si bien, la organización que fundara Juan García Ábrego a mediados de 1980 ha pasado del apogeo a la guerra entre células, su dominio histórico en Tamaulipas está lejos de desaparecer. Antes de su arresto, por ejemplo, el Vaquero estaba en planes expansionistas desde Matamoros hasta San Luis Potosí, el norte de Veracruz, Zacatecas y la Ciudad de México, capital del país.

De acuerdo con los reportes, Cruz Sánchez tenía planeado un encuentro con Santiago Villarreal, el Chago, viejo operador de Los Zetas que actualmente colabora con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) de Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho.

Ya en su informe de 2020, la Administración del Control de drogas de EEUU (DEA) había revelado que el CJNG estableció alianzas con el Cártel del Golfo en Tamaulipas y Zacatecas. Sin embargo y dada la proliferación de cabecillas, no se sabía si el pacto era con el Vaquero o el Contador.

José Alfredo Cárdenas Martínez, alias "El Contador" fue liberado el ao pasado y regresó a comandar al CDG (Foto: PGR)José Alfredo Cárdenas Martínez, alias «El Contador» fue liberado el ao pasado y regresó a comandar al CDG (Foto: PGR)

El operativo que derivó en la captura de Cruz Sánchez fue encabezado por agentes de la Secretaría de la Defensa Nacional en Salinas Victoria, Nuevo León. Pero las acciones no culminaron con el aseguramiento del líder del Cártel del Golfo, pues el candidato por Movimiento Ciudadano a la alcaldía del municipio neoleonés, Raúl Cantú de la Garza, también fue detenido.

Presuntamente, los militares cumplimentaron una orden de cateo en un inmueble de las calles Hidalgo y Madero. Ahí se localizaba el Vaquero. Posteriormente, entre Guerrero y Allende, fue inspeccionado el domicilio correspondiente al abanderado por Movimiento Ciudadano.

Versiones extra oficiales indicaron que el político y el cabecilla tamaulipeco fueron trasladados por personal militar para su puesta a disposición ante las autoridades ministeriales. Aunque la esposa del candidato compartió en redes que Cantú de la Garza se encontraba retenido por siete horas y estaba respondiendo para deslindar responsabilidades sin ninguna orden de cateo ni mandamiento de aprehensión en su contra.

La fiscalía tamaulipeca publicó que buscaría trasladar a Cruz Sánchez a la entidad, donde cuenta con orden de arresto por el delito de secuestro agravado desde abril de 2019. En febrero del año pasado se solicitó colaboración de la Fiscalía General de la República, pues es objetivo prioritario en la entidad gobernada por el panista Francisco García Cabeza de Vaca.

Evaristo Cruz, alias el Vaquero, fue detenido este martes por elementos del Ejército
Evaristo Cruz, alias el Vaquero, fue detenido este martes por elementos del Ejército

“Dentro de las acciones realizadas por elementos de Seguridad Pública del Estado en contra de la referida organización criminal, se tiene el aseguramiento de cuatro inmuebles y 72 vehículos automotores, ocho tractocamiones, 18 caballos y animales exóticos, presumiblemente propiedad de Evaristo ‘C’”, destacó la dependencia ministerial.

José Alfredo Cárdenas Martínezel Contador, es sobrino de Osiel Cárdenas Guillén, detenido en 2003, extraditado a EEUU en 2007 y quien saldrá libre en 2028. El Contador fue liberado por la justicia mexicana, por segunda vez, el 29 de octubre del año pasado. Tras volver a su tierra, siguió en el negocio en franca disputa contra el Vaquero.

Dada su dinámica de operaciones entre clanes, el Cártel del Golfo cuenta con varios cabecillas, entre quienes destacan los herederos de la familia Cárdenas Guillén, apellido del máximo líder cuando la agrupación mantenía un dominio al nivel de rivales como el Cártel de Sinaloa.

El mismo grupo criminal cuenta con los hermanos cuates Sánchez Rivera: Ernesto, El M22 y Héctor, El M1/La Mimi, presuntamente ubicados en el municipio de Reynosa, serían miembros de Los Metros, remanente del Cártel del Golfo. O en su caso, Pablo Misael Ramos Lara, El Mezqui/Pantera 24, también vinculado a la facción tamaulipeca.

Los líderes criminales y sus plazas en Tamaulipas (Mapa: Infobae México/Jovany Pérez Silva)Los líderes criminales y sus plazas en Tamaulipas (Mapa: Infobae México/Jovany Pérez Silva)

O los hermanos Morfín Morfín: César, El Primito y Álvaro Noe, El R-8; quienes operarían en el municipio de Camargo, igual para el Cártel del Golfo. Mientras que en Matamoros estaría la base de operaciones de José Martín Cárdenas García, El Chiwilly, en Reynosa trabajaría Carlos Roel Collazo, El Chuy Sierra. Todos ellos está prófugos.

Queda por ver si los lugartenientes del Vaquero resisten al asedio del clan Cárdenas o se alían. O si los sicarios volverán a regalar juguetes por época festiva, con un nuevo comandante que sustituya a Evaristo Sánchez Cruz, quien tenía un precio de recompensa de dos millones de pesos.

Compartir
error: ¡Atención!