Aportarán 75 empresarios $1,500 millones para la rifa

www.jornada.com.mx

El miércoles por la noche, 75 empresarios se comprometieron a comprar 3 millones de boletos para la rifa del valor del avión presidencial, equivalentes a mil 500 millones de pesos, es decir, la mitad de lo que se prevé recaudar en el sorteo del 15 de septiembre. El resto provendrían: mil millones de pesos de la venta abierta de billetes y 500 millones de más aportaciones que aún se esperan de la iniciativa privada.

Agradecido por la respuesta que obtuvo su convocatoria a la cena que ofreció a más de 200 hombres y mujeres de negocios, para pedirles su colaboración en esta causa enfocada a mejorar el equipo hospitalario, López Obrador mencionó que ellos decidirán qué hacer con los cachitos que adquieran: venderlos en sus negocios, entregarlos a sus trabajadores, utilizarlos para promover sus productos, distribuirlos con otras empresas o, como uno expuso esa misma noche, los entregará al gobierno para que se repartan en comunidades indígenas.

El destino que den a los boletos es una decisión que nosotros respetamos; lo que queremos es agradecer el hecho de cooperar, señaló en su conferencia de prensa en Palacio Nacional, donde dijo estar muy contento por la respuesta que obtuvo.

En el reconocimiento público que ayer hizo a los empresarios en el salón Tesorería –donde se llevó a cabo la degustación de tamales de chipilín y chocolate–, el Presidente resaltó que no hubo desaires, pues se trató de una reunión muy fraterna, de dimensión social.

Celebró que sin que tomaran la palabra, hubo una manifestación de respaldo a la decisión que se tomó de rifar el avión presidencial. Aún no terminaba de hablar el miércoles por la noche –recordó– y ya algunos estaban depositando en un ánfora la carta compromiso que les entregaron, con sus aportaciones voluntarias para adquirir boletos.

No reveló nombres ni cuántos de los 75 empresarios que al final firmaron el documento optaron por alguna de las cuatro opciones que se les plantearon para adquirir 20, 50, 100 o 200 millones de pesos en billetes de la Lotería Nacional.

Su objetivo es que la iniciativa privada adquiera 4 millones de boletos de los 6 millones que se emitirán. El resto se pondrá a la venta del público en general, a partir del primero de marzo.

El mandatario comentó que en la recepción subrayó a sus invitados, sin insistir mucho en las causas que originaron la compra del Boeing TP-01, que se acabaron los lujos y las extravagancias en la administración pública, en tanto que los empresarios tienen todo el derecho a disfrutar de su riqueza.

El mensaje, sostuvo, es claro: que nunca jamás nadie se atreva a ofender de esa manera al pueblo de México, que se terminen esos excesos. Eso lo entendieron muy bien los empresarios para apoyar con la rifa, la cual, manifestó, es una situación complementaria a la contribución que ya hacen con el pago de impuestos para que el gobierno tenga presupuesto.

Consideró que eso los hace sentir muy bien; como cuando le damos la mano al que lo necesita, nos sentimos más humanos.

López Obrador aclaró que Banobras se comunicará con los empresarios que ya firmaron la carta compromiso para entregarles los boletos del sorteo a finales de mes, cuando la Lotería Nacional tenga listas las series.

También se comprometió a informar puntualmente sobre lo que se adquiera de equipo médico y a qué hospitales se destinará.

Compartir
error: ¡Atención!