AMLO y Trump conversan por teléfono; seguridad fronteriza, tema principal

jornada.com.mx

La reunión entre el canciller Marcelo Ebrard y funcionarios del gobierno de Donald Trump fue exitosa y diametralmente distinta a la que sostuvieron hace tres meses, sostuvo ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien por la tarde sostuvo una conversación telefónica con su homólogo estadunidense.

Por su parte, Trump afirmó en Twitter: Tuve una excelente conversación con Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, sobre la seguridad en la frontera sur y sobre otros varios temas de interés mutuo para las personas de nuestros respectivos países.

En otro tuit afirmó: La frontera sur está convirtiéndose en una zona muy fuerte a pesar de la obstrucción de los demócratas, quienes no están de acuerdo con actuar respecto a las lagunas legales y al asilo

Tras la reunión que sostuvo el canciller Marcelo Ebrard y funcionarios del gobierno de Donald Trump, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo una conversación telefónica con su homólogo del país vecino en la que reafirmaron la “relación de amistad y cooperación entre ambas naciones.

Además, luego de que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) señaló que cuando elementos sean agredidos se actuará conforme a los principios del uso de la fuerza y su gradualidad, el mandatario respaldó la medida, pero aclaró que ésta debe ser aplicada sin abuso, sin razias o masacres como era anteriormente; se tiene que respetar la vida y nadie está autorizado a ajusticiar.

Luego del encuentro que sostuvo el secretario de Relaciones Exteriores en la Casa Blanca para presentar un balance de las acciones en México con relación al flujo migratorio desde Centroamérica, el Presidente informó que se comunicó vía telefónica con Trump.

Sostuvimos una buena conversación telefónica con el mandatario Donald Trump. Se reafirmó la voluntad de mantener una relación de amistad y cooperación entre nuestros pueblos y gobiernos, indicó ayer en redes sociales.

En su conferencia matutina, López Obrador agradeció a su homólogo la actitud de respeto con México. El encuentro, dijo, fue una reunión cordial, distinta diametralmente a la reunión de hace tres meses con el vicepresidente de Estados Unidos. En aquella ocasión no fueron groseros, pero sí estaban en una postura más rígida. Ahora fue distinto.

Afirmó que hubo un reconocimiento de que México cumple con su parte de los compromisos pactados en materia migratoria y se alejó el riesgo, la amenaza, de imponer aranceles.

En la conferencia, el Presidente fue cuestionado sobre las denuncias de organismos de derechos humanos que acusan de una ejecución extrajudicial por parte de elementos del Estado.

–¿Está enterado de lo de Tamaulipas? –Se le preguntó

–Sí

–¿Se está investigando?

–Sí. Miren, se está actuando, se está buscando garantizar la seguridad de los ciudadanos en todo el territorio nacional.

Al referirse a las declaraciones que dio a La Jornada publicadas el pasado primero de julio, cuando señaló que Si por mí fuera, yo desaparecería al Ejército y lo convertiría en Guardia Nacional, explicó que actualmente no hay amenazas de invasión, y en cambio el principal problema es la inseguridad y la violencia.

Compartir
error: Content is protected !!