AMLO: no cambiará la estrategia de seguridad por crímenes recientes

jornada.com.mx

Las situaciones difíciles por las que ha atravesado recientemente el país en materia de seguridad no desviará la estrategia para atender las causas de la violencia, pues las crisis, aunque sean transitorias, evidencian las posturas, sostuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Toda esta violencia, desde Culiacán hasta los lamentables hechos de la familia asesinada, despertó los afanes autoritarios de uso de la fuerza, indicó.

En referencia al recrudecimiento de asesinatos en Chihuahua, los atribuyó a actos vandálicos surgidos tras la decisión del gobierno estatal –que cuenta con el respaldo de su administración– de retomar el control de un penal desde donde se cometían extorsiones. “Quienes llevan a cabo esto desgraciadamente son jóvenes adictos, contratados (porque) ya no tienen –espero que se logre– base social las bandas, tienen que recurrir a pagar y a valerse de jóvenes con adicciones”.

Sin embargo, el Presidente admitió que en la operación del crimen organizado hay una enajenación, una situación irracional completa. Citó de ejemplo los sucesos violentos en Culiacán, cuando retuvieron a unos soldados. Quienes los detienen estaban drogándose y ofreciéndole droga a los militares.

Tras reconocer que se están cometiendo horrores en la operación del crimen organizado, reivindicó su estrategia para enfrentar la violencia centrada en la atención de las causas: sí, nos va a llevar tiempo desde luego, pero vamos bien, porque se procurará evitar la degradación que significó la política neoliberal.

Si bien al comenzar la conferencia definió la actual coyuntura de inseguridad como crisis transitoria, más adelante señaló:

Les quiero compartir un dato: Cuando hay más polémica, sube el número de escuchas o de participantes en redes sociales. De 15 días a la fecha, a partir de lo de Culiacán, en lo que son las redes sociales nuestras, en mi Facebook, en el Twitter, está creciendo el número de participantes. Teníamos alrededor de 100 mil y en estos últimos días hemos estado en 120, 130 mil, o sea, 20 por ciento más. La gente quiere información.

Contra medios extranjeros

El jefe del Ejecutivo federal consideró que para los medios de información, especialmente los extranjeros, es muy fácil afirmar que existe una crisis sin tener los antecedentes, cuando en su momento se dedicaron a aplaudir al régimen sin tomar en cuenta que éste generó la monstruosa desigualdad económica y social. Nunca advirtieron que se iba a producir una descomposición social y que se iba a provocar la inseguridad y violencia, que estamos padeciendo.

Al descalificar las estrategias del pasado no sólo criticó haber emprendido una guerra sin tener un diagnóstico sólo con el afán de dar un golpe espectacular para adquirir una legitimidad que no se había logrado en la elección, sino también errar en la designación de quienes la conducirían: se colocó a los personajes más siniestros a manejar la seguridad en el país que resultó en un fracaso.

“Como existen las inercias, los grupos de la delincuencia, se presentan los casos como el de Culiacán y ahora los asesinatos de las familias LeBarón. Ahora, brota de nuevo, como el grito de las ranas: ‘Necesitamos fuerza, violencia, guerra’. Bueno, hasta eso, que es lamentable, ayuda a la definición porque se vivía en una especie de enajenación”.

A pesar de estos brotes de violencia, López Obrador ratificó que no habrá cambio en la estrategia, que definió como la –más eficaz y más humana para enfrentar la inseguridad y la violencia–, aunque llevará tiempo.

Compartir