«Algo entró»: La macabra historia de Twitter que rompió Internet

Esta historia de terror se volvió viral rápidamente mientras cientos de usuarios la seguían minuto a minuto.

Excelsior.com.mx | CIUDAD DE MÉXICO.-En Internet existe un largo catálogo de historias de terror que pueden poner los pelos de punta de solo escuchar el nombre y gracias a este género, muchas personas se han vuelto ‘famosas’ en las redes sociales.

Recientemente un usuario de Twitter comenzó a publicar una serie de mensajes que comenzaron a llamar la atención de cientos de personas sin pensar el final que tendría.

Este cocodrilo podría convertirse en el terror de los migrantes

Paolo Manitas comenzó a subir publicaciones a Twitter donde alertaba que algo o alguien entraba a su casa durante la noche diciendo que contaba con pruebas de que esto estaba pasando.

Horas después subió un audio donde aseguraba que se escuchaban ruidos muy extraños, Paolo comentó que acostumbraba a grabar mientras dormía pues en algunas ocasiones hablaba dormido y le parecía curioso escucharse a la mañana siguiente.

Paolo publicó otro mensaje donde comentaba que se encontraba totalmente solo en su casa pues sus padres se encontraban de viaje, los ruidos eran algo totalmente inusual.

Revisando grabaciones anteriores notó que se escuchaba la puerta de su recamara abriéndose, también subió los audios de esos días.

Ya con la atención de decenas de internautas, Paolo comentó que había pasado toda una tarde revisando si faltaba algo en la casa, pensando que se trataba de un ladrón.

En Twitter comenzaron a especular sobre lo que podría pasar en la casa de Paolo, hasta que poco a poco comenzó a pensar que se trataba de otra cosa.

Al final del día decidió dejar una cámara web encendida frente a la puerta de su casa para salir de dudas y ver lo que provocaba esos ruidos.

Al día siguiente se levantó para inspeccionar la casa y todo parecía en orden hasta que revisó la grabación del día anterior y descubrió algo aterrador.

Poco a poco fueron ocurriendo más cosas fuera de lo normal, ese día encontró a sus dos canarios fuera de su jaula al regresar del trabajo.

Con el paso de los días siguió registrando la ‘actividad’ y subiéndola a Twitter.

Ese día sus padres logran contactarlo para avisarle que han visto todo el hilo de Twitter y van de regreso para ayudarlo.

Al final el chico admite que se trató de una historia inventada que poco a poco fue creciendo y viralizando hasta un punto donde le pareció buena idea continuar.

Usuarios de redes le reprocharon el engaño mientras otros aseguraron que era una muy buena historia.

Tiempo después Paolo subió un video ofreciendo disculpas y enseñando cómo fue que realizó algunos efectos para esta historia que rompió internet.

Compartir
error: ¡Atención!