“A ver Mayo Zambada, querías ver al verdadero Cártel de Jalisco”: la advertencia del CJNG en Zacatecas

En un video que circula por redes sociales, un grupo de hombres armados que se identifican como sicarios del Mencho, amenazan al líder del Cártel de Sinaloa y se adjudican el ataque a policías en Durango

infobae.com

En un video que circula por redes sociales, un grupo de hombres fuertemente armados que afirman perteneces al grupo criminal Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), amenazan al líder del Cártel de Sinaloa, Ismael “El Mayo” Zambada, y se adjudican el ataque en una carretera de Durango, en donde fueron asesinados seis policías.

“A ver Mayo Zambada, hijo del ‘cocho’ querías ver al verdadero Cártel de Jalisco ‘íralos’ aquí están, somos los que venimos a partirle la madre a gente que traes aquí en Zacatecas, haciéndose pendejos, ya tengo otro grupito que te dé una probadita en Durango, en Huazamota hasta el Mezquital vamos a llegar hijo de tu puta madre, aquí pura gente del Mencho a la verga, deja de andar matando inocentes, haciendote pendejo, !pura gente del Mencho!”, se escucha en la grabación.

El grupo de supuestos sicarios del Mencho, se ubica en Zacatecas, como ellos mismos dicen en la grabación, pero hasta el momento niguna autoridad ha dado más detalles sobre el video.

“Y está es una probadita”, asegura una voz masculina.

La madrugada de este sábado un grupo armado perpetró el ataque a un bar del municipio de Guadalupe, en el estado de Zacatecas, en donde resultaron dos policías muertos.

Una de las víctimas se desempeñaba también como jefe de escoltas del cantante Pepe Aguilar.

Además del jefe de escoltas, que formaba parte de la Policía Estatal Preventiva de Zacatecas, en el bar Curandería Santa Madre también fue asesinado un agente de la Policía Ministerial.

Funcionarios de la Guardia Nacional confirmaron al diario Milenio que en el ataque fallecieron los oficiales identificados como Alan Josimar «N» y su acompañante, Fernando «N», que -al parecer eran primos. Además resultaron heridos una policía y un civil, quienes se encuentran estables recibiendo atención médica.

El Grupo de Coordinación Local (GCL) fue alertado del ataque en el restaurante-bar del municipio de Guadalupe, ubicado en la avenida Arroyo de la Plata. Todos los oficiales implicados estaban en su día de descanso.

El jueves pasado, en una carretera del estado de Durango (noroeste de México) fue este jueves escenario de un nuevo ataque del crimen organizado contra las fuerzas de seguridad del país. Seis agentes fueron asesinados y siete resultaron heridos en una emboscada a plena luz del día.

La agresión tuvo lugar en la comunidad de Huazamota, municipio de El Mezquital, cuando ocho efectivos se trasladaban en dirección a la capital duranguense, luego de presentarse su periodo de descanso.

Según la Fiscalía del estado, los policías fueron interceptados por un grupo armado en una curva del camino; no obstante, lograron avisar a sus compañeros que se encontraban en operación en el sitio.

La policía repelió el ataque por lo que los agresores se retiraron de la zona. Durante el enfrentamiento también perdieron la vida dos supuestos pistoleros, tres vehículos oficiales resultaron dañados con armas de fuego, y seis camionetas —donde se trasladaban los civiles armados— fueron abandonadas.

En las unidades se encontraron rastros de líquido hemático, por lo que las autoridades sospechan de más delincuentes abatidos, mismos que habrían sido retirados por sus cómplices.

En tanto, los agentes lesionados fueron trasladados vía aérea a un nosocomio de Durango, mientras que los cuerpos sin vida serán ingresados al Semefo de la Fiscalía estatal.

Los policías fallecidos fueron identificados como Jesús Eduardo Zaragoza García, Jesús Alfredo Ávila Nava, Tomás Herrera Santos, Manuel Parra Herrera, Ricardo Rodríguez Soto y Gumersindo Rodríguez de la Cruz.

Los lesionados son José Manuel Escobedo Salas, José Salas Santos Moreno, Jorge Alejandro Adame Ramos, Ernesto Alonso Cisneros Salazar, Juan Antonio González Durón, Alanís Guardado José Darío y Luis Antonio García Cano.

En una improvisada conferencia de prensa, las autoridades detallaron que los criminales no portaban equipo táctico. Asimismo apuntan que detrás de la matanza está la mano de un grupo del narco.

Compartir
error: ¡Atención!